27 de agosto de 2017
27.08.2017
Un fin de agosto con climatología loca

Meteorología alerta de fuertes precipitaciones, hoy, en el Principado

El frente, con origen en Galicia, incluye más lluvias en el inicio de semana, pero con temperaturas suaves

27.08.2017 | 16:08
Meteorología alerta de fuertes precipitaciones, hoy, en el Principado
Tres imágenes del aspecto que presentaba la villa moscona ayer por la tarde, tras la descarga de la tormenta.

"Duró, como mucho, 4 minutos, no más, pero la vega de Grado quedó arrasada", anunciaba ayer una vecina tras la tromba de granizo que cayó a media tarde, destrozando incluso cultivo. "Aquí sí hay más daño", detallaba la misma lugareña, en comparación con el estado de la capital moscona donde si bien se registraron daños farolas y deterioros en otro tipo de mobiliario urbano, además de algún árbol caído, "por suerte", precisaron los vecinos, no hubo que lamentar daños personales. "Ni tiempo me dio a cerrar las ventanas de lo poco que duró", aseguró una de las que vivieron en primera persona los efectos de la tormenta.

El delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Manuel Mora, atribuyó el origen de las fuertes tormentas de granizo localizadas, principalmente, en la jornada de ayer en suroccidente asturiano, a la proximidad de una Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA), situada al oeste de Galicia y que se desplaza hacia el sur, con un núcleo de aire frío en su interior, unido a las temperaturas relativamente altas en superficie. Este fenómeno, detalló Mora presenta las condiciones propicias para la inestabilidad térmica y una dinámica de la atmósfera que desemboca en la formación de tormentas.

Para hoy, domingo, según las previsiones de la Aemet, se mantiene el activo el aviso de tormentas localmente fuertes y con granizo como ocurrió en la tarde de ayer. "Es recomendable consultar las predicciones y avisos los próximos días", explicó el delegado territorial de la Agencia, ya que la DANA continuará en la península los próximos días. En el Principado la previsión de lluvias se mantiene hasta el miércoles, si bien la evolución de las temperaturas se mantendrá más estable con máximas de hasta 28 grados en el inicio de la semana, ya en la recta final de la estación estival.

La de ayer, sin ir más lejos, fue una jornada de contrastes en el Principado. Según el registro de la Agencia Estatal de Meteorología los termómetros llegaron a registrar diferencias de hasta 10 grados en apenas unas horas. En Ibias la temperatura era de 13,9 grados centígrados a las siete de la mañana y de 24,6 a las tres y diez. En ese mismo concejo se acumularon a lo largo del día hasta 14 litros por metro cuadrado.

Pasadas las cuatro de la tarde, cuando el cielo se abría en el suroccidente y caían granizos como puños destrozando decenas de cultivos y causando numerosos daños en la vía pública, en algunas localidades como Pola de Somiedo el mercurio superaba los veintiocho grados centígrados. El registro más alto de precipitación correspondió a Salas. Mientras unos se guarecían del granizo, en buena parte del Principado lucía el sol. Algunos ni se lo esperaban.

La Aemet ya advierte que la situación puede repetirse, una situación que desespera a los agricultores. El aviso de la Aemet para la franja litoral oriental no llegó a cumplirse. La tormenta allí pasó de largo, con alivio de los vecinos.

Las fuertes precipitaciones de la jornada de ayer se suman a un agosto especialmente frío y húmedo, según el balance de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Oviedo registró en la primera quincena 1,4 grados menos de lo normal. Pese a las inesperadas tormentas, la jornada de ayer, sin embargo, no fue especialmente fresca, tal y como reflejan las estadísticas. Eso sí, chubascos cayeron en casi toda la región aunque no con la misma intensidad. La precipitación máxima fue de 2.6 milímetros en Salas.

La sorpresa meteorológica de ayer contrastaba con la alerta lanzada horas antes por riesgo "extremo" de incendios forestales en la mitad de provincias españolas, de acuerdo con los mapas de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que no señalaba ninguna zona fuera de riesgo y sólo preveía nivel "moderado" o "alto" en las zonas costeras.

Pese al persistente "orbayu" que acompañó numerosas jornadas de este verano en el Principado, julio fue un mes muy seco y las reservas de agua en los embalses continúan en retroceso a lo largo del presente mes de agosto. En este momento rondan el 80% de su capacidad de manera que el agua embalsada se sitúa por debajo de la que había almacenada hace un año, pero se mantiene por encima de la media de los diez últimos años. En el ámbito nacional, la sequía hidrológica deja las lluvias acumuladas desde el 1 de octubre al 18 de agosto en un 13% por debajo de lo habitual, con 512 litros por metro cuadrado.

Pese a este "veroño", julio fue un mes anormalmente seco en el Principado, sobre todo en el centro de la región, debido a la escasez de lluvias. En Oviedo, en 31 días solo cayeron 15 litros de precipitación por metro cuadrado cuando lo nornal en esas fechas con 44,9. Se trataba del segundo menor registro en el Principado de Asturias en estas fechas desde 1981, después de julio de 2013 en el que no se superaron los diez litros. Consecuencias de un verano con una climatología "loca".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine