14 de noviembre de 2017
14.11.2017

Adiós a Joaquín María Fernández, "hombre culto y buena persona"

Un centenar de personas arropa a la familia en la despedida del antiguo docente de la Laboral, que ya reposa en Cangas del Narcea

14.11.2017 | 03:37
Asistentes al rito exequial de despedida, con los hermanos, el hijo y la viuda del fallecido en primera fila.

Un centenar largo de personas acudió a las dos de la tarde de ayer a la capilla del tanatorio de El Salvador para participar en el rito exequial de despedida en honor de Joaquín María Fernández González, quien fuera docente de la Universidad Laboral durante décadas. Las cariñosas palabras de consuelo del capellán Gaspar Argüelles elevaron la temperatura emocional del acto, en el que estuvieron presentes entre otros el exrector de la Universidad de Oviedo Juan Vázquez o el exeurodiputado Antonio Masip. En primera fila, el hijo del fallecido, Chema Fernández, internista en el Hospital de Cangas del Narcea y portero del Condal de Noreña, trataba de consolar a la viuda, Maribel Rodríguez, muy afectada. Junto a ellos, los hermanos del finado, entre ellos José María Fernández, un hombre muy conocido por su trayectoria como presidente de la asociación de Amigos del País de Asturias. También entre los presentes se contaba el economista José Luis Marrón Jaquete, esposo de una cuñada del fallecido.

Juan Vázquez tuvo un cariñoso recuerdo hacia el fallecido, del que destacó su "halo cultural". "Era una persona muy culta e interesada en la literatura", indicó. No en vano, tras su periplo de décadas en la Laboral, donde dejó un grato recuerdo entre los alumnos y residentes de los que fue tutor, fue bibliotecario del IES Pando. Vázquez, sin embargo, quiso remarcar que Joaquín María Fernández era ante todo "una gran persona". El hijo del fallecido, Chema Fernández, fue portero del Universidad -en la mejor época del equipo- y Vázquez recordó a Joaquín María Fernández como el primer y más entregado seguidor de este conjunto. Además, la esposa del fallecido trabajó en la Universidad hasta hace poco.

Tras el acto, la familia se trasladó a Arayón, en Cangas del Narcea, para dar cristiana sepultura al fallecida. Reposa ahora en el Suroccidente, de cuya naturaleza era un enamorado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine