18 de noviembre de 2017
18.11.2017

El Gobierno se aleja de las exigencias de Podemos aunque la negociación "sigue"

Los socialistas votan a favor de la Unidad Anticorrupción pero rechazan la gratuidad de 0 a 3 años y las iniciativas sobre vivienda

18.11.2017 | 04:40
El Gobierno se aleja de las exigencias de Podemos aunque la negociación "sigue"

El debate sobre el estado de la región no ha servido para aproximar las posiciones entre el Gobierno socialista y Podemos de cara a la negociación presupuestaria. Las decenas de votaciones que cierran el debate más relevante del curso político, junto al de la discusión del Presupuesto del Principado, permitieron comprobar la lejanía del PSOE a demandas clave de la formación morada para sellar un hipotético acuerdo, como la gratuidad del ciclo educativo para menores de 3 años, vivienda, empleo y sanidad. Pese a esta evidente falta de sintonía, socialistas y podemistas aparentan seguir abiertos a una negociación para la que cada vez hay menos margen.

Quince horas de debate parlamentario han escenificado una de cal y otra de arena entre el PSOE, Podemos e IU, los tres partidos que suman 28 escaños de los 45 escaños de la Junta General, un mayoría tan holgada como inédita en los dos años y medio que van de legislatura. La votación de las propuestas arrojó un balance elocuente. Los socialistas rechazaron 15 de las 25 resoluciones registradas por Podemos, algunas estrechamente relacionadas a prioridades moradas como la educación gratuita, universal y voluntaria en la franja de 0 a 3 años o las garantías de vivienda digna. Rosa Espiño no se anduvo por las ramas para cuestionar las políticas con Vipasa: "Un presidente no puede venir aquí a decirnos que hay menos lanzamientos o que Asturias está mejor que otras autonomías en desahucios, tiene que venir a decir que no hay una familia sin techo", criticó la parlamentaria morada.

Los socialistas tampoco dieron de paso la reforma del servicio público de empleo ni a la centralización de compras en la sanidad, entre otras._La única concesión socialista consistió en la aceptación de la Unidad Anticorrupción que no dependa del Gobierno. La sintonía fue mayor con IU ya que el PSOE tan sólo rechazó 5 de las 25 propuestas de la coalición. Podemos trató de mostrar una mayor disposición al entendimiento con el Gobierno pues únicamente votó en contra de dos de las 25 propuestas de resolución socialistas, la mayoría dirigidas al Gobierno de la nación, si bien se abstuvo en asuntos centrales para el PSOE como la financiación autonómica, la continuidad de las térmicas y el carbón o la necesidad de un pacto educativo. IU votó en contra de 4 resoluciones podemistas y de una socialista. Pese a esa "macedonia" de apoyos y votos en contra, la diputada socialista Nuria Devesa concluyó que "la izquierda sigue siendo una oportunidad para Asturias, que merece un Presupuesto. Esto sigue".

El secretario general de Podemos, Daniel Ripa, dejó entrever que el acuerdo no resultará fácil para "un gobierno cargado de inercias" y teorizó acerca de que "no se basará en concesiones sino en vigilar su cumplimiento íntegro". Pero esta vez elevó el tono crítico con el Partido Popular asturiano por "esperar una alternancia sin alternativa" y calificó de "esperpéntica" la intervención del popular Luis Venta, quien había instado a Podemos a "enjuagarse la boca cuando hablen de Rajoy" y criticado al PSOE por entregar "19 meses Asturias a los radicales por un sillón", el del Principado.

Pese a la discrepancias al final se aprobaron 126 de un total de 158 propuestas, es decir, el 80 por ciento de las resoluciones. Un dato sobre el que reflexionó el diputado de Ciudadanos, Armando Fernández Bartolomé : "Hay muchos mimbres para grandes acuerdos pero luego aquí hay una especie de teatro que en este momento, grave para las instituciones, deberíamos intentar superar", concluyó el representante de la formación naranja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine