04 de abril de 2018
04.04.2018

Sesenta organizaciones ecologistas y científicas manifiestan su frontal rechazo a la gestión del lobo en los Picos de Europa

Piden aprovechar el centenario del parque nacional para realizar "un mayor esfuerzo en su conservación"

04.04.2018 | 22:40

Sesenta organizaciones conservacionistas, ecologistas, animalistas y científicas han suscrito un manifiesto en contra de la gestión del lobo que se está aplicando en el parque nacional de los Picos de Europa. Los firmantes destacan que el espacio protegido cumple este año cien años, lo que a su juicio debería servir para que las administraciones públicas realizasen "gestos de un mayor esfuerzo en su conservación". Pero, "lejos de esto, asistimos a lo que puede ser el anuncio de su agonía", han advertido.

Según los ecologistas, la dirección del parque nacional de los Picos de Europa remitió hace unos días al patronato del mismo un documento con el título "Protocolo de regulación de la población de lobo ibérico". Es un documento que pretende "validar la eliminación de lobos de un modo automático, permitiendo las batidas como procedimiento de eliminación de ejemplares, y en las que además puedan participar particulares ajenos a las labores de vigilancia y gestión del propio Parque", han subrayado los colectivos firmantes.

Es por lo tanto de un protocolo que en realidad organiza "un plan de control poblacional de lobos, con aires de plan cinegético basado en el establecimiento de porcentajes de animales a matar independientemente de que se produzcan más o menos daños al ganado", algo que los ecologistas lamentan. A ello se suma, según añaden, el hecho de que al hablar el documento de "controles excepcionales", a añadir a los cupos fijados, queda "a criterio de la dirección del Parque la interpretación de lo que son daños intensivos y reiterados".

Las sesenta organizaciones subrayan que la caza es una actividad prohibida en los parques nacionales, y el de Picos de Europa ha sido, hasta fechas muy recientes, el único de la red con lobos en la península ibérica. "¿Y qué?, parecen exclamar aquellos que están impulsando estas (des)medidas", han destacado los denunciantes.

"Esta unanimidad, este acuerdo entre las tres administraciones implicadas en el parque nacional –Asturias, Cantabria y Castilla y León–, sorprende aún más cuando asistimos al precedente de la propuesta que en diciembre de 2017 hicieron las tres comunidades para modificar el actual régimen de gestión del parque nacional, lo que vendría a suponer la creación de hecho de tres parques". Tres espacios que tendrían "cada uno con su propio director, con su propio personal y sus propios objetivos de gestión. Nos queremos separar, pero para matar lobos nos ponemos de acuerdo", resaltan las organizaciones firmantes.

"Queremos manifestar nuestro absoluto rechazo al protocolo presentado. Creemos que la dirección del parque nacional debe presentar un nuevo documento sobre la protección de la especie" en el espacio protegido, que contemple "propuestas de mejora del sistema de pago de daños, de medidas preventivas y gestión ganadera y de seguimiento e investigación sobre la especie, entre otras", en el comunicado.

Igualmente, de seguir así la gestión de los lobos y en general la conservación del patrimonio natural del parque nacional, manifiestan su "firme disposición" a elevar ante instancias nacionales e internacionales la denuncia de lo que, "a todas luces, es una vulneración de los principios de conservación de un espacio natural excepcional".

Según los firmantes, "la deriva en la gestión del parque nacional de los Picos de Europa supone la más triste celebración del centenario del que fue primero declarado en España, y no estamos dispuestos a permitirlo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine