11 de abril de 2018
11.04.2018
Las deficiencias del sistema judicial

Caos informático en la justicia asturiana al no actualizar un programa el Principado

Miles de demandas, sentencias, recursos y escritos están desde el jueves sin tramitar

11.04.2018 | 12:58
Caos informático en la justicia asturiana al no actualizar un programa el Principado

La Justicia asturiana está colapsada, paralizada. El pasado jueves, el Ministerio de Justicia realizó una actualización del sistema informático para el que no están preparados los juzgados asturianos, pese a que el Principado estaba advertido desde 2015 de los cambios que debía aplicar. La consecuencia fue inmediata. Miles de expedientes, demandas, sentencias y recursos se acumulan en la plataforma Lexnet que utilizan los juzgados, la Audiencia Provincial y el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) sin que se puedan tramitar. Es una situación inaudita. Ninguna otra comunidad autónoma sufre una situación similar, según confirmaron diversas fuentes consultadas.

La judicatura asturiana está "harta". Tanto, que el presidente del TSJA, Ignacio Vidau, tachó ayer la situación de "inadmisible e inaceptable" . Y añadió que "la situación es de colapso y no se entiende la falta de previsión del Principado de algo que se sabía que iba a llegar y de la que se estaba advirtiendo desde el Ministerio de Justicia".

El problema viene por una incompatibilidad de programas informáticos que se conoce desde 2015. Para avanzar en el expediente digital -toda la tramitación judicial se puede realizar informáticamente- de manera compatible con el sistema del Ministerio de Justicia se debe utilizar Windows 7, instalado ya en aquellas comunidades autónomas y departamentos dependientes de dicho ministerio. Pero el sistema Lexnet con el que opera la Justicia asturiana funciona con el programa Windows XP.

El Principado confirmó por escrito al TSJA en noviembre de 2015 que en el primer semestre de 2016 se realizaría la migración (es decir, cambiar el programa informático) para que fuera compatible con las actualizaciones que realizara el Ministerio.

Pero en marzo de 2018 todavía no se ha hecho. Así que el Ministerio realizó una actualización informática el pasado jueves por la tarde y como el sistema de la Justicia asturiana no estaba adaptado, dejó de funcionar. Todo quedó paralizado, excepto los juzgados de Mieres, donde se implantó el expediente digital de manera experimental y al tener el mismo sistema que el Ministerio, no se vieron afectados. También se "salvaron" los servicios de Registro, porque también pertenecen al Ministerio y no al Principado.

Como los sistemas informáticos de los procuradores y los abogados no son el mismo que el de los Juzgados, todos realizaron los trámites de presentación de escritos, recursos, demandas, etcétera con normalidad, ya que les consta, desde el jueves por la tarde y hasta hoy como tramitados. Pero es ilusorio, porque el trámite acaba en los decanatos. En los juzgados, la Audiencia y el TSJA aparecen en las pantallas de los ordenadores, pero no es posible realizar ningún trámite, ni siquiera abrirlos para conocer su urgencia.

Esta situación ha obligado a que desde los decanatos se haya advertido telefónicamente a procuradores, abogados, Policía y Guardia Civil de que toda la comunicación debe ser en persona o por teléfono, al modo tradicional, y no por Lexnet, porque el modo digital está bloqueado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine