07 de mayo de 2018
07.05.2018

La importancia de la expresión y el control psicofísico de los estudiantes

07.05.2018 | 01:37

A la directora de escena Arantxa Atutxa no le asusta la falta de presupuesto. Estudió Arte Dramático en Madrid y tiene larga andadura en grupos míticos como Tramoya y Toaletta. Con experiencia como ayudante de dirección en cine, TV y teatro, Atutxa, "mitad asturiana, mitad vasca", trabaja en el Conservatorio todo lo relacionado con "interpretación, expresión corporal y técnicas de autocontrol psicofísico".

Uno de sus alumnos es el tenor Adrián Begega, una "vocación tardía" que recuerda sus cuatro años en la Escolanía de Covadonga. "Me quedan cinco cursos, después toca hacer audiciones y presentar credenciales artísticas". Empezar de cero tras estudiar mucho.

La directora musical Begoña García-Tamargo lamenta la poca presencia de estudiantes del Conservatorio en papeles secundarios de ópera y zarzuela en Asturias. "Tenemos gente de mucho talento que no se está apoyando lo suficiente", señala.

El pasado año se titularon en Asturias 54 jóvenes en las enseñanza superiores de música en todas las disciplinas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine