04 de junio de 2018
04.06.2018
Movimientos en clave electoral

Llamazares tacha de "obcecación" el pacto entre Podemos, IU y Equo para 2019

El portavoz parlamentario juzga precipitado el acuerdo cuando están pendientes de celebrar las consultas internas sobre las confluencias

04.06.2018 | 03:31
Gaspar Llamazares.

El pacto entre las direcciones federales de Podemos, IU y Equo para concurrir juntos y con sus siglas, precedidas de la marca Unidas, a las elecciones de 2019 no convence lo más mínimo a Gaspar Llamazares, el portavoz de IU en la Junta General del Principado. El veterano parlamentario, excoordinador general de la coalición, considera que esa iniciativa, que luego deberá articularse con las consultas previstas tanto en el ámbito federal como en el autonómico, supone persistir en el error de las últimas elecciones cuando esa coalición se dejó un millón de votos por el camino.

"Si errar es humano, precipitarse y empecinarse en el error es de obcecados", es la opinión, a título personal, de Gaspar Llamazares sobre el acuerdo suscrito por las direcciones federales de Podemos, IU y Equo para las tres elecciones de 2019 (europeas, autonómicas y municipales) antes de que tengan lugar las consultas a la militancia, previstas para este mes. Para el portavoz de IU en la Junta General, ese acuerdo supone "la confirmación de la coalición general y sin excepciones con Podemos para las elecciones municipales, autonómicas y europeas".

Llamazares, que siempre ha mantenido una valoración crítica a las listas conjuntas con la formación morada, sustenta sus reparos a esa "coalición general" en los siguientes puntos:

-La firma precipitada de la coalición muestra una concepción centralizadora y plebiscitaria, que restringe la participación e ignora la pluralidad federal de IU.

-El respeto a la decisión de IU en municipios y autonomías no aparece por ninguna parte, por lo que se incumple el compromiso de la dirección central con IU de Asturias y su autonomía política y jurídica.

-La dirección federal de IU deja huérfano a su propio electorado cierra puertas a las confluencias y hace tabla rasa de la pérdida de un millón de votos y del papel subordinado en el grupo del Congreso.

-A un año de las elecciones da por terminados los mandatos del cambio en municipios y comunidades autónomas sin hacer balance ni relanzar objetivos y medidas.

-Se mezclan y confunden culturas políticas diferentes, disolviendo el espacio político y electoral de IU. Ignora la diversidad de situaciones de las izquierdas y en particular de las relaciones entre Izquierda Unida y Podemos en municipios y autonomías.

Restringe la confluencia a los actores actuales de la coalición, sin tener en cuenta otras realidades sociales y territoriales.

Consultas y candidatura

El análisis crítico de Gaspar Llamazares respecto a la coalición con Podemos se produce cuando todavía no está claro si repetirá en la lista electoral para las próximas elecciones autonómicas y cuando están pendientes de celebración dos consultas, una federal y otra en Asturias, que deberán definir cómo se resuelven las confluencias. "Lo importante es el proyecto y vamos a apostar por que se amplíe el bloque del cambio", valoró ayer la vicealcadesa de Oviedo, Ana Taboada, de Somos, sobre la integración de las listas. IU quiere tener resuelto el asunto de sus candidatos para finales de año. Hasta ahora, Llamazares se ha limitado a manifestar que está a disposición de la coalición pero tampoco ha ocultado participación activa en el desarrollo de la plataforma Actúa y en Izquierda Abierta, partida que forma parte de IU.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine