Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unos 5.500 asturianos se han reinfectado y la ómicron silenciosa manda en la región

La sexta ola del covid-19 ya acumula en el Principado cerca de 140.000 casos detectados, el doble que las cinco ondas anteriores juntas

Extracción de muestras para una prueba PCR en Gijón. | Marcos León

Unos 5.500 asturianos se han infectado por segunda vez de covid en la sexta ola. Así lo indican los datos actualizados del Observatorio de Salud en Asturias, dependiente de la Consejería de Salud. Según este informe, del total de mujeres contagiadas en la actual onda, un 4,6 por ciento son reinfectadas. Y del total de hombres, un 3,2 por ciento también repiten.

Asturias acumula en la sexta ola cerca de 140.000 casos de covid-19. Esta cifra ya duplica la registrada en las cinco ondas anteriores: un total de 71.000. En total, la región suma en torno a 210.000 infectados. Los datos del Ministerio correspondientes al pasado jueves hablaban de 209.030 positivos en el Principado. Con total seguridad, la cifra real es bastante superior, pues ya hace dos semanas que entró en vigor la nueva estrategia de control y seguimiento de la pandemia de covid, que establece que el sistema sanitario público solo realiza pruebas diagnósticas en los casos graves y en colectivos con una especial vulnerabilidad.

Según ha podido saber LA NUEVA ESPAÑA, en el momento actual siete de cada diez casos positivos detectados en Asturias son originados por la variante BA.2, también conocida como “ómicron silenciosa”. Se trata de la versión más contagiosa de ómicron identificada hasta la fecha.

La BA.2 ha sido denominada por algunos la “hermana de ómicron” y, debido precisamente a la similitud entre ambas, no ha alcanzado la categoría de variante, sino que se ha quedado en “subvariante”. Según algunos expertos, es un 30 por ciento más infecciosa que la ómicron originaria, que ya era un 70 por ciento más infecciosa que la anterior. El tiempo de incubación de BA.2 es también mucho menor en una persona infectada, se desarrolla más rápidamente en el organismo y, en consecuencia, se extiende más porque crece más rápidamente, explicó días atrás Luke O’Neill, profesor de Bioquímica del Trinity College, de Dublín. “Las buenas noticias son que el muro levantado por las vacunas está resistiendo en todo el mundo y está realmente protegiéndonos”, agregó O’Neill.

Las reinfecciones de covid se dispararon en Asturias con la llegada de la variante ómicron, el pasado mes de diciembre, cuando la sexta ola llevaba dos meses de evolución. Según Mario Margolles, responsable del servicio de Vigilancia Epidemiológica de la Consejería de Salud, estas reinfecciones desvelan que “ni siquiera la inmunidad más potente, que es la natural, la que genera el propio virus, es totalmente protectora cuando hay variantes que se alejan de las predominantes en otros momentos”. La capacidad de reinfección crece a medida que aparecen virus que se separan de los anteriores. Si surgen más variantes distintas, las reinfecciones aumentan. La versión ómicron tiene unas características muy distintas a las de sus predecesoras. En consecuencia, los anticuerpos que el organismo genera ante su presencia no son tan efectivos como en las primeras olas.

Compartir el artículo

stats