Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias, a la cabeza en covid en mayores de 60 años y suben los ingresos de ancianos

La comisión de expertos asturiana urge a aplicar la cuarta dosis a mayores de 80 años, más vulnerables al empezar a decaer su inmunización

La incidencia del covid crece de manera llamativa entre los mayores de 60 años, con niveles inéditos. Y la hospitalización entre mayores de 80 años comienza a ser preocupante. Aunque los datos globales sanitarios están lejos de los que existían en las peores olas de la pandemia gracias al efecto protector de las vacunas, los mayores están empezando a convertirse de nuevo en pacientes sensibles, sostienen los expertos.

El comité asesor del Principado en relación a la pandemia, reunido esta semana, acordó respaldar la petición del Principado de adelantar la cuarta dosis de la vacuna entre la población mayor de 80 años, como “mecanismo puente” en tanto no aparezcan vacunas que incluyan las nuevas subvariantes de ómicron y se logren inmunizaciones con mayor duración.

Asturias posee la mayor incidencia de casos entre mayores de 60 años de España, con una tasa de 673 por cada 100.000 asturianos de esa edad en los últimos siete días, y en tendencia ascendente. En parámetros similares, pero ligeramente más bajos, se encuentra Galicia, Navarra y La Rioja. Las menores incidencias se registran en Andalucía, Cataluña, Madrid y Baleares.

Pero el Ministerio aún no autoriza esa cuarta dosis. En la reunión celebrada en el Comité Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, Asturias insistió en adelantar la vacunación en mayores, una petición a la que también se ha sumado Andalucía.

“Muy alto riesgo”

El consejero de Salud, Pablo Fernández, señaló que Asturias se encuentra actualmente en situación epidemiológica de “alto riesgo”, sobre todo por los datos de los indicadores de hospitalización, y ha advertido de que incluso puede que se consolide el nivel de “muy alto riesgo” por el efecto de la Semana Santa. Aunque Fernández no despejó si el Ministerio está dispuesto a permitir a Asturias adelantarse en la vacunación al resto de España, señaló que la Ponencia Técnica de Vacunas está valorando las fechas. En este sentido, los expertos que asesoran al Principado consideran que el Consejo Interterritorial debería ser “más ágil y sensible a las variaciones autonómicas” y no debería frenar las medidas que las autonomías “que lo tienen claro” plantean aplicar para evitar la escalada hospitalaria del covid.

Sobre el mantenimiento del uso de la mascarilla, el titular de Salud dijo que “estaremos o no de acuerdo y, más o menos agotados a estas alturas, pero el mensaje de prudencia era necesario, y se está entendiendo y siguiendo”. También apuntó que el Principado seguirá monitorizando “muy de cerca” la situación de pandemia, ya que los indicadores son “muy sensibles”, y señaló que gracias a ellos “se puede actuar”, lo que hará la Consejería con la antelación que “sea necesaria”.

La Junta General del Principado mantendrá por el momento la obligatoriedad del uso de la mascarilla en el pleno y en las comisiones, salvo para el orador, al igual que en el resto de reuniones que se celebren en el parlamento siempre que no se pueda mantener una distancia mínima de metro y medio. La modificación del plan de contingencia elimina la obligatoriedad de uso en general (si se mantiene la distancia o existe una mampara) pero seguirá siendo obligada en las sesiones plenarios y comisiones.

Compartir el artículo

stats