Rexam, fabricante líder de botes para bebida, premia la calidad de la hojalata avilesina

Arcelor confirma a los 396 trabajadores de API la reincorporación de la plantilla a la empresa matriz, que se hará efectiva a partir del 1 de julio

15.04.2008 | 00:00
Instalaciones de la línea de hojalata avilesina. Instalaciones de la línea de hojalata avilesina.

La hojalata avilesina pasa un momento dulce. Rexam, firma líder en fabricación de botes de bebida, reconoce que el producto avilesino es el que mayor calidad aporta a su línea de producción. Además, Arcelor confirmó ayer al comité de empresa de API (Arcelor Packaging International) que el regreso de la línea de hojalata avilesina a la empresa matriz se hará efectivo el 1 de julio, comunicaron fuentes sindicales. Empresa y sindicatos, que se reunieron ayer en La Granda, continuarán la ronda de contactos para determinar las condiciones del retorno de los 396 trabajadores, hasta ahora adscritos a la filial API.

Amaya P. GIÓN


La firma Rexam, uno de los líderes mundiales en la fabricación de botes para bebidas, con presencia en más de veinte países, ha reconocido la alta calidad de la hojalata avilesina, calificándola de la mejor suministradora de sus productos, aseguró ayer el presidente del comité de empresa de Arcelor Packaging International (API), Camilo Fernández González (UGT).


Y es que la hojalata avilesina pasa, tras ciertas incertidumbres, por uno de sus mejores momentos. Arcelor ha confirmado que el regreso de la línea de hojalata de Avilés, que Aceralia segregó hace cuatro años bajo las siglas API, se hará efectiva el 1 de julio, comunicaron fuentes sindicales. La firma informó ayer al comité de empresa, en una reunión celebrada en La Granda, de que la gestión de la hojalata volverá a la empresa matriz el 1 de mayo, mientras que el 1 de julio será efectiva la reincorporación de la plantilla.


La hojalata avilesina dependerá, como antes de la negociación, del área de acabados (conocida como «downstream»), y será la primera línea de las plantas europeas en volver a formar parte del gigante siderúrgico, añadieron representantes sindicales. Será en próximas reuniones donde se analicen las condiciones sociales y económicas de los 396 trabajadores de este departamento.


«Además de la integración, que permitirá más seguridad para los trabajadores al pertenecer a la empresa matriz, hemos conseguido los buenos resultados que comenzaron a consolidarse el año pasado», apuntó el representante de los trabajadores.


Volviendo a la integración, el retorno de la hojalata supone el fin del proceso de segregaciones impulsado por la gran siderúrgica. En 2006 se independizó a los informáticos, creándose las sociedades Arcelor System y Arcelor Tecnologies. En octubre de 2007 los 114 trabajadores informáticos volvieron a ser empleados del grupo. Lo mismo ocurrió con la línea de pintura, que está integrada jurídicamente en Arcelor desde el 1 de abril del año pasado. «Se cumple, así, una demanda sindical que la UGT encabezó en su día», concluyó Fernández.


«Se van a compartir recursos y sinergias, con lo que tendremos más capacidad y flexibilidad para potenciar los productos de unos y otros», señaló el presidente del comité de empresa. Los retos, aseguró, pasan por la «fiabilidad y la calidad». «Hay que seguir en esa línea para seguir avanzando en planes de acción para sacar la hojalata adelante», apuntó.


Las centrales con representación en Arcelor Packaging International (UGT, CC OO y USO), que en todo momento criticaron la segregación, comenzarán a negociar ya las condiciones de retorno de la plantilla de hojalata. Las centrales siempre defendieron, además, que una gestión integral desde Asturias acarrearía muchos más beneficios.


Camilo Fernández aseguró hace semanas a este periódico que las centrales sindicales realizarán un estudio en las instalaciones de cara a nuevas inversiones para la planta, donde se produce el producto más exigente del mercado, con espesores mínimos.

Enlaces recomendados: Premios Cine