Agustín González, pasaba por aquí

El único alcalde que tuvo la derecha desde la vuelta de la democracia dice que el PP debe escuchar a los afiliados y carga contra quienes se sirven de la política

 
Agustín González, pasaba por aquí
Agustín González, pasaba por aquí  

Agustín González, un especialista en las distancias cortas, es una persona querida en Avilés, adonde regresa con frecuencia desde su exilio voluntario en Lena. Por la calle se le saluda con respeto y cariño. Fue el único alcalde del PP y de la derecha desde la vuelta a la democracia. Tuvo que lidiar con los adversarios naturales y también con los que le ponían la zancadilla dentro de la propia casa. Alejado de la política, la sigue, sin embargo, con avidez. Incluso no hay manera de apartarlo de ese tipo de conversación. Sostiene que los afiliados del partido deben ser tenidos en cuenta y defiende las primarias dentro del PP. Al mismo tiempo, carga contra los que están en los cargos públicos para exclusivamente servirse de ellos.

A Agustín González Sánchez, cuando uno le pregunta cómo está suele responder: «De salud bien, gracias». Y esto tiene una explicación: una vez que se encontraba en la uvi entre la vida y la muerte, más para allá que para acá, que se dice coloquialmente, recibió de madrugada la visita de un amigo mutuo que vive fuera de Asturias. Preocupado por su estado y aprovechando que se hallaba de viaje, se coló en el Hospital y le animó a mantenerse fuerte ante la adversidad. Le dijo: «Agustín, hay que luchar porque yo lo hice y San Pedro me dio la vuelta cuando estaba a las puertas del cielo». En medio de la inconsciencia en la que se hallaba, Agustín González supo aferrarse al mensaje de su amigo, que se había recuperado de un grave accidente, y unos días más tarde, libre ya del difícil trance, repitió a su mujer las palabras de ánimo. En un régimen cerrado de visitas, Pilar Martínez no sólo no lo creyó, sino que se alarmó por la insistencia de Agustín en lo que le habían dicho y consultó con los médicos sobre el estado mental y las secuelas del paciente. Quiso la suerte que una llamada posterior del propio amigo que lo visitó pusiese las cosas en su sitio. No eran alucinaciones, sino el reflejo vital que sobrevive a las circunstancias.


El ex alcalde de Avilés, el único que ha tenido la derecha desde 1979, se refiere a este último episodio de la enfermedad recordando lo mal que lo pasó. Agustín González, que fue ilustrísimo alcalde, es una excelentísima persona. Ahora que no vive en la ciudad, cada vez que viene, que es frecuentemente, sus paisanos se detienen en las calles para saludarlo con palabras afectuosas y darle un abrazo. Y prosigue su paso, recto, bien trajeado y planchado.


-Yo siempre he intentado estar cerca de la gente. La buena educación y el respeto hacia los demás no tienen ideología.


Lo de Agustín tiene mucho mérito, porque siendo empleado de banco y no teniendo un especial vínculo con la política, el PP recurrió a él en 1995 para romper con la hegemonía socialista en década y media. Ricardo Fernández ya había ganado las elecciones de 1979, encabezando una lista de UCD, pero la suma de los votos del PSOE y de los comunistas dieron la alcaldía a Manuel Ponga. Agustín González se encontraba, cuando ganó en 1995, en la misma situación, pero esa vez la estrategia antipactista de Julio Anguita le dejó el camino libre hacia el sillón consistorial. La izquierda, no obstante, se lo hizo pagar bloqueando el presupuesto municipal durante los cuatro años de su mandato.


-Siento orgullo, no por haber sido el único alcalde del PP, sino por haber sido el alcalde de mi pueblo. Eso es muy importante.


El alcalde recién elegido se pasó días recibiendo en su despacho a los avilesinos que le querían contar algo. Como él mismo se define en estos momentos, era un ciudadano cabreado con el felipismo, la difícil situación económica del país y creía que podía resolver los problemas él solo.


-No me percaté entonces de que todo en esta vida lleva su tiempo.


A los seis meses de llegar al Ayuntamiento, recibió un primer aviso. Presidía un Pleno, poco antes de la Navidad, cuando le sobrevino un infarto. Luego vendría otro. Lo trasladaron urgentemente al Hospital San Agustín, por prescripción médica de un compañero de partido y de Corporación, Juan Enrique García. Durante unas horas, nos tuvo en vilo, pero con el optimismo y la fortaleza que lo caracterizan, al día siguiente cuando lo fui a visitar por la mañana me dijo que lo que le apetecía era ir a darse una vuelta por Marbella, el lugar que frecuentaba para veranear.


Seis meses más tarde volvió recuperado a la Alcaldía para enfrentarse a la tarea complicada de gobernar Avilés con todos en contra, incluso algunos del propio partido de los que ahora se avergüenza, como es el caso del presidente local, Joaquín Aréstegui, porque Agustín González nunca entendió ni entenderá a los que tienen exclusivamente a la política como un medio para ganarse la vida sin haber demostrado antes que se la pueden ganar de otra forma.


De hecho, cuando te habla estás escuchando a una persona lo suficientemente descastada para formar parte de la casta a la que me refiero. Ejerce la autocrítica cuando dice con toda sinceridad que las cosas seguramente podían haberse hecho mejor.

-Igual nos faltó el acierto para tomar alguna decisión necesaria en aquel momento. Hicimos lo que pudimos o supimos hacer, pero siempre pensando en que los cargos deben estar en la administración pública para servir al ciudadano, no para servirse de ella.

Lo que se pudo hacer, sin embargo, no fue poco, teniendo en cuenta que se trataba de un gobierno en minoría, cercado, que el único oxígeno que recibía le llegaba del entonces presidente Sergio Marqués, todo ello antes de la hecatombe popular. Ahí están, lo recuerda Agustín González, el Parque Empresarial, inaugurado en esa etapa; la reforma de la plaza del Carbayedo; la del estadio Román Suárez Puerta; la rehabilitación del barrio del No-Do; el puentín de Llaranes y la sociedad Ruasa, que permitió construir después el aparcamiento subterráneo de El Parche.


En el ex alcalde hay un lector ávido de periódicos. Le afecta la crisis del PP, porque, según dice, «hay quienes se oponen al debate de las ideas y lo quieren convertir en un pugilato». Agustín González está convencido de la bondad democrática de celebrar primarias dentro del partido. «Hay que escuchar a los afiliados», dice.


Para Agustín González, las palabras de Francisco Álvarez-Cascos van a misa. Comparte totalmente las críticas del ex ministro de Fomento sobre la situación que atraviesa el Partido Popular.


-Para mí, Cascos tiene tratamiento de usía. Todo lo que ha dicho es verdad, pero, claro, eso no gusta a quienes quieren mantener a toda costa prebendas y sueldos. Lo mismo que en el fútbol, Di Stéfano, Puskas y Kubala eran indiscutibles cuando yo era niño, Cascos lo es actualmente en la política española por sus méritos.


Ya no practica deporte, aunque en la época dorada de la Atlética Avilesina y de Toso Muñiz hizo de todo. Cronometrador de atletismo, voceador de boxeo, en finÉ Eso sí, anda 14 kilómetros diarios. Le doy el pésame por la Liga y el Barça y nos vamos juntos hasta las pistas del Quirinal a que lo retraten. Y ahí lo tienen, hecho un pincel.

  HEMEROTECA

Noticias que hacen historia

Juan Carlos De la Madrid

Juan Carlos De la Madrid

Artículos sobre noticias de los dos últimos siglos de la Villa del Adelantado que han contribuido a desarrollar la impronta de la ciudad y sus gentes

Esperando Contenido Widget ...


Imágenes del día

La actualidad en fotografías

La actualidad en fotografías

Todas las fotografías de las noticias en una única página

 
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Venta de pisos

Casa en venta con 168 m2, 4 dormitorios en

Casa, independiente con 168 m2, Buen estado, 4 dorm, 2 baños, 2 plaza(s) dever más

Casa en venta con 400 m2, 7 dormitorios en Zona

Casa, independiente con 400 m2, Buen estado, 7 dorm, 1 aseo(s), 5 baños, 1ver más

Piso en venta con 200 m2, 3 dormitorios en El

Piso, con 200 m2, Buen estado, 3 dorm, 1 aseo(s), 1 baños, Ninguna plaza(s)ver más

Casa en venta con 120 m2, en Otras zonas de El

Casa, independiente con 120 m2, Reformado, Orientado hacia el Suroeste, conver más

Piso en venta con 83 m2, 4 dormitorios en

Piso, con 83 m2, A reformar, 4 dorm, 1 baños, 2 armario(s) empotrado(s),ver más

Síguenos también en . . .

Facebook LNE Twitter LNE
      CONÓZCANOS:   CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES      PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS| CONTRATAR   
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad