Una menor, herida grave, tras recibir una brutal paliza de manos de otro joven en Luanco

La adolescente, pese a estar malherida, consiguió huir de su agresor, que fue detenido, y llamar la atención de personas que paseaban por la playa

29.04.2008 | 02:00

Una menor luanquina se recupera en su casa, tras ser asistida en el Hospital Central, de la brutal paliza que le propinó un joven, también menor de edad, el pasado sábado en Luanco. Ambos estaban juntos en la playa cuando, de repente, el chico comenzó a golpearla en la cara con fuerza. La adolescente consiguió huir y llamar la atención de vecinos. Él fue detenido, aunque ya está en libertad. El caso está en manos de la fiscalía de menores, y la familia de la menor sopesa iniciar acciones legales contra el agresor. La Corporación municipal de Gozón analizará hoy el trágico suceso en la Junta de Seguridad.

Luanco, I. G. / T. C.

Una menor, vecina de Luanco, se recupera en su domicilio de la brutal paliza que le propinó un joven, también menor de edad, la tarde del pasado sábado en Luanco. El adolescente fue detenido, aunque ya está en libertad, por la Policía Local de Gozón y está acusado de un delito de lesiones y de atentado contra un agente de la autoridad. La chica presenta numerosos golpes en la cara (tiene un ojo hinchado, previsiblemente la nariz rota y heridas en la boca) y contusiones diversas en varias partes del cuerpo. El caso está en manos de la fiscalía de menores de Oviedo.


Los hechos se produjeron en la playa de Luanco hacia las nueve menos cuarto de la noche del sábado. Los jóvenes, que ya se conocían de antes, estaban juntos cuando, según explicaron personas cercanas a la joven, el chico, vecino de Candás, comenzó a golpearla «sin motivo alguno». «Se volvió como loco; primero la empujó, ella le pidió que parase y la comenzó a insultar y a golpear con fuerza en la cara; casi pierde el conocimiento. No sé qué se le pasaría por la cabeza para hacer algo así», señaló un conocido de la chica.


La joven, pese a su mal estado, consiguió escapar y empezó a chillar. Sus gritos llamaron la atención de dos niñas que la intentaron ayudar, aunque el joven, según relataron, también intentó golpearlas, por lo que se marcharon. Fue entonces cuando unos hombres que caminaban por el paseo de la playa de Luanco se percataron de la situación y consiguieron reducirle y separarlo de la chica, que estaba malherida. De inmediato, dieron aviso al Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (112).

Intento de linchamiento

Cuando llegaron al lugar de los hechos la Policía Local de Gozón, la Guardia Civil y una ambulancia, el joven, al ver que iba a ser detenido, golpeó a una agente municipal. Fuentes policiales explicaron ayer que el chico estaba «muy alterado». Minutos más tarde, una vez que la Policía consiguió introducirle en el vehículo para llevárselo al cuartel, el joven consiguió escapar, aunque fue inmovilizado por unos jóvenes que presenciaban la escena.


En ese instante, se vivieron momentos de tensión, ya que varias personas intentaron golpear al menor. La Policía tuvo que protegerlo ya que había «peligro de linchamiento», según comentaron los agentes. El padre de la chica, que acudió al lugar inmediatamente junto a otros familiares, tuvo que ser reducido ya que intentó agredir al chico cuando ya se encontraba en el interior del vehículo de la Guardia Civil, según explicaron testigos presenciales. La situación vivida en pleno centro de la capital gozoniega conmovió a los numerosos jóvenes que en ese momento se encontraban en las inmediaciones de la playa luanquina.

Momentos duros

La joven, en un primer momento, fue atendida de urgencia en el ambulatorio de Luanco y, a continuación, trasladada al Hospital San Agustín, desde donde fue derivada a la unidad de maxilofacial del Hospital Central de Asturias, donde la atendieron de las numerosas lesiones que presentaba. Fue dada de alta la madrugada del sábado.

«Estamos viviendo momentos muy duros y estamos muy agobiados por la situación», aseguraron ayer parientes de la víctima. La familia, ahora, pondrá el caso en manos de un abogado. «Lo principal es que casos como éste no vuelvan a ocurrir. Es violencia gratuita», explicó ayer el familiar.

La Corporación municipal de Gozón, por otro lado, abordará el caso ocurrido el pasado sábado en Luanco durante la celebración de una Junta de Seguridad Local, ya prevista anteriormente. El orden del día de la reunión, donde se preveía analizar la situación que cada fin de semana se sufre en las inmediaciones de la plaza de Cristal, se ha visto ampliado por ello.

Pelea

Minutos después del trágico suceso en la playa de Luanco, la Policía Local y la Guardia Civil tuvieron que volver a intervenir, esta vez, en una pelea entre dos chicas, una mayor de edad y otra menor, en la calle Ramón Pérez de Ayala. Como consecuencia de la pelea entre las jóvenes, un vehículo estacionado en la zona sufrió desperfectos. El propietario del turismo presentó denuncia. Según fuentes policiales, las jóvenes tendrán una falta administrativa.

Enlaces recomendados: Premios Cine