«Dies irae», hace doscientos años

 
«Dies irae», hace doscientos años
«Dies irae», hace doscientos años 
 MULTIMEDIA

Todos los relatos que se han publicado estos días sobre el 2 de Mayo de 1808 parten de esa mañana húmeda en las inmediaciones del Palacio de Oriente, donde los madrileños empiezan a congregarse después de una noche lluviosa. Cuenta Arturo Pérez-Reverte cómo entre el gentío circula el rumor de que van a llevarse a los príncipes a Francia. Es más, los «madriles» que remolonean alrededor de la plaza clavan sus miradas en los soldados napoleónicos que sacan del palacio a la reina de Etruria, la hija de Carlos IV, y, después, intuyen también la salida en un coche del infante Francisco de Paula. El clamor se extiende: «¡Que nos lo llevan!». A Bayona.


La rebelión improvisada de un pueblo frente al invasor se sucede por las esquinas. Primero vienen los corrillos, después la bronca y, finalmente, una lucha desigual que se extiende por las calles de Madrid. Los franceses reprimen a los amotinados, mujeres, hombres y niños, armados de palos, tijeras, navajas y todo lo que pillan. No hay tregua. A los coraceros del general Murat les salen al paso las putas, los mendigos y los rufianes. Mientras, los soldados permanecen acuartelados, los curas rezando sus oraciones y la nobleza rilándose por los salones. Encerrados, desoyendo la batalla campal del pueblo llano contra el mejor ejército del mundo.


Se ha dicho que los levantamientos de aquella mañana bañada en sangre sembraron la semilla del sentimiento de España como nación. Pero ese sentimiento ya existía, al menos, desde el Siglo de Oro, porque de no ser así el pueblo no se habría levantado contra el invasor, teniendo como tenía el enemigo en casa. Napoleón creyó que con unas instituciones sumisas tenía dominada la situación y se equivocó.


En las primeras cinco horas, de las nueve de la mañana a las dos de la tarde, la sangre corre a raudales y la represión continúa en los días siguientes contra los amotinados y las gentes de Madrid, en general. Goya lo supo reflejar como nadie en su obra.


Se reedita estos días una de las mejores páginas de la historia de España, precisamente cuando España está en entredicho como nación y la historia de este país apenas se enseña a las nuevas generaciones. Los españoles tenían, sin embargo, una orgullosa idea de lo que eran, tan orgullosa y digna que les llevaba a enfrentarse con el invasor, bien por sentido patriótico o conscientes de que los franceses no venían a mejorar su vida ni a pacificar, sino a dedicarse al saqueo. Contaban, como ahora, con la peor clase política y las más abominables instituciones. Unos reyes tontos del culo, un sinvergüenza llamado Godoy, un clero domesticado y un ejército rendido. Y así y todo, se levantaron en armas con lo que tenían a mano. La sangre derramada sirvió de acicate a una espiral de rebeldía en las ciudades no ocupadas y como consecuencia de ello a la formación de las juntas revolucionarias que, finalmente, declararon la guerra a los franceses. Es el final del Antiguo Régimen al que sobreviene el sueño liberal del constitucionalismo y la nación de ciudadanos iguales en derechos y en deberes. Ahora que el Estatuto de Cataluña apura su trámite para ser lamentablemente aprobado y se acrecienta la desigualdad territorial, no está de más recordar las palabras de Muñoz Torrero ante las Cortes de Cádiz: «Yo quiero que nos acordemos de que formamos una sola nación y no un agregado de varias naciones».


De la historia y de sus entresijos se ocupan en el bicentenario del 2 de Mayo numerosos libros publicados en estos últimos meses. Sobre la guerra de la Independencia destacan dos volúmenes que no he leído pero sí he hojeado lo suficiente para poder asegurar que se trata de dos buenos trabajos. Uno de ellos, exhaustivo, «España, el infierno de Napoleón», de Emilio de Diego, doctor en Geografía e Historia de la Universidad Complutense, crónica militar minuciosa de la campaña bélica. Otro, «La guerra de la Independencia (1808-1814), con la mitad de páginas, pero muy recomendable por la síntesis que ofrece y las cuestiones estratégicas militares, del catedrático de Historia Moderna también de la Complutense madrileña, Enrique Martínez Ruiz.
Otro libro interesante publicado con motivo de estas fechas, «Los afrancesados», de Miguel Artola,que intenta explicar cuál fue el papel de unos españoles, en algunos casos, malinterpretados y su actuación política durante la invasión napoleónica. A los afrancesados se les condenó por su entreguismo, que no siempre existió, y se les elogió por amor a las libertades, que tampoco ocurrió de manera generalizada.


Ojalá la ira española de aquellos días fuese interpretada doscientos años más tarde en su verdadera medida. Me temo que no.



Bibliografía
«España, el infierno de Napoleón». Emilio de Diego. La Esfera.


«Los afrancesados». Miguel Artola. Alianza.


«La guerra de la Independencia». Enrique Martínez Ruiz. Sílex.


«Un día de cólera». Arturo Pérez-Reverte. Alfaguara.

Vive Avilés
Coches Apartamento

Noticias que hacen historia

Juan Carlos De la Madrid

Juan Carlos De la Madrid

Artículos sobre noticias de los dos últimos siglos de la Villa del Adelantado que han contribuido a desarrollar la impronta de la ciudad y sus gentes

Parando Villalpando
Esperando Contenido Widget ...


Imágenes del día

La actualidad en fotografías

La actualidad en fotografías

Todas las fotografías de las noticias en una única página

 
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Venta de pisos

Piso en venta con 200 m2, 3 dormitorios en El

Piso, con 200 m2, Buen estado, 3 dorm, 1 aseo(s), 1 baños, Ninguna plaza(s)ver más

Piso en venta con 81 m2, en Piedras Blancas

Piso, con 81 m2, 3 armario(s) empotrado(s), Orientado hacia el Suroeste,ver más

Piso en venta con 73 m2, en Piedras Blancas

Piso, con 73 m2, .C/ REY PELAYO. Piso a estrenar, céntrico y soleado, Sup.ver más

Piso en venta con 46 m2, 1 dormitorios en

Piso, con 46 m2, A estrenar, 1 dorm, 1 baños, cocina Amueblada, conver más

Piso en venta con 71 m2, 3 dormitorios en El

Piso, con 71 m2, Buen estado, 3 dorm, 1 baños, .AMUEBLADO.Ha bajado suver más

Síguenos también en . . .

Facebook LNE Twitter LNE
      CONÓZCANOS:   CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES      PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS| CONTRATAR   
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Faro de Vigo | Información | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Tenerife | La Opinión de Zamora | La Provincia | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya