La Comisaría contará con un sistema automático para identificar huellas dactilares

El nuevo equipo evitará que las pruebas tengan que remitirse a Gijón

14.05.2008 | 02:00
Un policía, junto a un ordenador del departamento científico.
Un policía, junto a un ordenador del departamento científico.

Teresa CEMBRANOS

La Comisaría de Avilés contará, dentro de unos meses, con un sistema automático de identificación dactilar (SAID) que permitirá a la Policía Nacional agilizar la búsqueda de personas que han cometido un delito. Los autores quedarán perfectamente identificados en unos minutos.


El comisario de Avilés, Dámaso Colunga Alonso, explicó ayer que la implantación de ese sistema está «bastante avanzada» y se está a la espera de la conexión informática. «En los próximos meses ya estará operativo el SAID. De este modo, no dependeremos de la Comisaría de Gijón para averiguar de quién es una huella. En Avilés hay suficiente carga de trabajo como para contar con un sistema propio», señaló Colunga.


Hasta ahora, la Policía Científica de la Policía Nacional de Avilés tiene dos métodos para identificar una huella encontrada en un lugar en el que se lleva a cabo una investigación. El primer método es el manual: cuando la huella llega a la Comisaría, en forma de fotografía, los agentes la pasan a papel y hacen un estudio dactilográfico para detectar surcos atípicos, ángulos en las líneas y otros indicadores específicos para, a continuación, buscar de manera manual en los ficheros y cotejar entre las diferentes huellas que ya tienen recabadas en la Comisaría. El segundo método consiste en enviar la huella en formato digital, vía correo electrónico, a la Comisaría de Gijón, que ya cuenta con el sistema automático de identificación dactilar.


«No estamos teniendo ningún problema ya que tenemos buena conexión con la Comisaría de Gijón. Allí averiguan de manera muy rápida de quién es una huella y en seguida nos remiten el resultado. Normalmente sabemos de quién es la huella en el mismo día. Pero con el sistema en Avilés no dependeremos de otros y se agilizará mucho el trabajo de los agentes. También disminuirá la carga laboral de los compañeros de Gijón», señaló el comisario. Los dedos no son las únicas partes del cuerpo que permiten una identificación. Las pisadas y las huellas de orejas son, tras dedos y boca, las evidencias más analizadas.

Enlaces recomendados: Premios Cine