Homicidio en el barrio de Valgranda
 

Detenido un hombre por matar a otro por desacuerdos económicos, según la Policía

El homicida, que apuñaló a la víctima con un arma blanca en el tórax y en un costado, huyó del lugar en taxi, pero fue localizado a la media hora

30.05.2008 | 00:00
Dos agentes de la Policía, ayer, junto al edificio donde se perpetró el crimen. Dos agentes de la Policía, ayer, junto al edificio donde se perpetró el crimen.

T. CEMBRANOS

El barrio de Valgranda se conmocionó ayer con un luctuoso suceso. Un hombre de 58 años, R. A. A. T., fue detenido después de haber matado, supuestamente, a Santiago Dacal López como consecuencia, según las primeras hipótesis, de desacuerdos económicos. El presunto homicida, que cuenta con numerosos antecedentes policiales, huyó del lugar en taxi y, finalmente, fue arrestado media hora después de cometer el crimen gracias a la colaboración vecinal y, muy en especial, del colectivo de taxistas de la ciudad.


Los hechos sucedieron aL mediodía en una vivienda de nueva construcción ubicada en la carretera de San Cristóbal, en el barrio de Valgranda, que, supuestamente, según explicaron algunos vecinos, compartían víctima y homicida, aunque no eran familiares sino conocidos, precisaron fuentes policiales. El crimen sucedió cuando los dos hombres tuvieron un enfrentamiento violento utilizando armas blancas, enfrentamiento que culminó cuando el ahora detenido, supuestamente, apuñaló al fallecido en el tórax y en el costado izquierdo.


El aviso de lo que estaba sucediendo lo dieron varios vecinos que presenciaron el incidente e, inmediatamente, acudieron al lugar patrullas de la Policía Nacional de Avilés, así como los servicios de emergencias con una uvi móvil. Los facultativos consiguieron reanimar y estabilizar a la víctima, a la que trasladaron de urgencia al Hospital San Agustín. Sin embargo, Dacal, de 50 años, no consiguió recuperarse y falleció a consecuencia de las graves heridas y de la importante hemorragia que sufrió cuando se encontraba en el centro sanitario. El cadáver del hombre fue trasladado ayer por la tarde al tanatorio de La Carriona, donde se prevé que hoy se le practique la autopsia. Tras el suceso, la Policía Nacional adoptó las medidas necesarias para esclarecer lo sucedido y, con los datos recabados entre el vecindario y y los testigos, consiguió detener al presunto autor. Según explicaron algunos testigos, el supuesto homicida, antes de huir en un taxi, se subió en uno de los autobuses que realiza el trayecto entre Avilés y Heros en la parada que hay junto a la residencia geriátrica. «Se subió tranquilamente. Tenía sangre en la cara y el conductor le preguntó qué le había pasado y dijo que había tenido un accidente de coche. El conductor, entonces, le comentó que era mejor que cogiera un taxi para que fuera a curarse las heridas. Cuando bajó del autobús, algunas personas vieron que de uno de sus bolsillos sobresalía una navaja o algo parecido», aseguraron los vecinos. Cuando el autobús volvió a pasar por el lugar, ya estaban allí la Policía y la ambulancia.


Los agentes inmediatamente montaron un dispositivo de búsqueda, en el que también participó la Policía Local y en el que contaron con la «incondicional cooperación» del gremio de taxistas, que, finalmente, resultó fundamental en la localización del presunto agresor.


Mientras tanto, la Policía científica registró durante varias horas el domicilio del presunto homicida y halló diversos efectos relacionados con el incidente, que está investigando y analizando. Los agentes tienen como primera hipótesis del móvil «desacuerdos en asuntos económicos». Según ha podido saber este periódico, los dos hombres eran conocidos en las comisarías asturianas.

noticias de La Nueva EspañaMapa web
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
La Nueva España