XXXI Cursos de La Granda
 

El presidente de la FADE avisa de que las cifras del paro se dispararán tras el verano

El consejero de Industria admite el desplome de las exportaciones, pero matiza que las pymes han mejorado su comportamiento en plena crisis

21.07.2009 | 02:00
Severino García Vigón y Graciano Torre, ayer, en la Escuela de Verano de La Granda.
Severino García Vigón y Graciano Torre, ayer, en la Escuela de Verano de La Granda.

La Granda (Gozón),


Francisco L. JIMÉNEZ


El presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Severino García Vigón, auguró ayer en los cursos de verano de La Granda un «recrudecimiento importante del paro» en otoño. El máximo responsable de la patronal asturiana, que puntualizó que tal vez ese recrudecimiento sea menor en el Principado que en el conjunto del país, atribuyó el previsible repunte del desempleo a la finalización de la temporada de contrataciones estivales y a que la mejoría de las cifras del paro apreciada en los últimos meses fue debida al Plan E «y en consecuencia sólo va a durar tanto como dure la ejecución de las obras en curso».


El consejero de Industria del Principado, Graciano Torre, también presente en la inauguración del curso de La Granda de esta semana, dedicado a las reformas y oportunidades en tiempos de crisis, comentó la información que ayer publicaba LA NUEVA ESPAÑA dando cuenta del descenso de las exportaciones asturianas en un 34 por ciento en el primer cuatrimestre del año, la mayor caída en seis años. Torre anticipó que, según sus datos y si bien es cierto el desplome de las exportaciones un 34 por ciento en términos monetarios, las pequeñas y medianas empresas se han revelado, en plena crisis, como las grandes animadoras de las exportaciones regionales. Así, el consejero dijo que ha crecido el número de empresas exportadoras y también su cifra de negocio, si bien en el cómputo total apenas ha tenido reflejo por el gran peso en las exportaciones asturianas de los productos siderúrgicos y metalúrgicos, afectados respectivamente por recortes de producción y descenso de precios.


Sobre la reapertura del segundo horno de Veriña de Arcelor-Mittal, el presidente de la patronal asturiana declaró que es «la mejor noticia» que ha recibido la región en los últimos meses: «Por lo menos, tendremos la seguridad de que la siderurgia no va a agravar el problema del desempleo». El consejero de Industria destacó que tanto o más importante que el efecto inmediato sobre el empleo del encendido del horno será el «efecto psicológico» de ese hecho, la «confianza» que da la decisión de Arcelor en una próxima mejoría de las condiciones económicas generales. Torre describió el momento actual como «un llano» en el fondo de la crisis «por el que tenemos que transitar preparándonos concienzudamente para la llegada de la recuperación».


Asimismo, Graciano Torre manifestó que la dotación económica que recibirá su consejería para el próximo año «se dedicará de forma prioritaria a evitar la desprotección de los 20.000 nuevos parados que ha dejado la crisis en Asturias, así como a promover nuevas bolsas de suelo industrial y promover el desarrollo energético para crear unas condiciones favorables a la reactivación económica».


Vigón y Torre coincidieron, el mismo día que en Madrid la patronal, los sindicatos y el Gobierno trataban de sentar las bases para una pacto de concertación social, que esa cuestión está bien encauzada en Asturias. «Hace tres meses que se revisó el Acuerdo para la Competitividad, el Empleo y el Bienestar de Asturias (ACEBA) y lo que tenemos que hacer ahora es que dejar un tiempo para que fragüen los acuerdos; no podemos estar cambiando los planes estratégicos cada dos días», manifestó Torre.

Enlaces recomendados: Premios Cine