El cierre de dos plantas de hospitalización «tapona» urgencias, según los sindicatos

Hasta ocho pacientes han llegado a compartir un box, critican las centrales, cuyos responsables temen una ampliación de camas inutilizadas, «para ahorrar»

18.05.2010 | 10:45
Pacientes en un pasillo del servicio de urgencias del Hospital San Agustín.
Pacientes en un pasillo del servicio de urgencias del Hospital San Agustín.

Myriam MANCISIDOR


Cuatro días. Éste es el tiempo que ha tardado en «taponarse», según los sindicatos con representación en el Hospital San Agustín, el servicio de urgencias tras el cierre, el pasado viernes, de la sexta planta del, centro destinada a pacientes de medicina interna y que suma treinta camas. A la clausura de esa planta hay que añadir la cuarta sur, habitualmente cerrada y destinada a emergencias, y la unidad de corta estancia quirúrgica, dotada de 16 camas y clausurada también a finales del mes de abril. En total, el centro mantiene sin uso 76 camas. ¿La razón? Según las centrales, la intención de la gerencia del San Agustín es abaratar costes. Pero las políticas de ahorro parecen repercutir ya en la calidad asistencial y, por lo tanto, en los enfermos: las camas hospitalarias escasean en Avilés.


«A última hora de la mañana (ayer) estaban todos los boxes desdoblados y en uno de ellos había ocho pacientes esperando en sillas de ruedas», explicó la representante de CC OO en el San Agustín, Carmen Conde. Y añadió: «Había además ocho pacientes pendientes de camas libres para ingresar en planta y la sala de espera parecía la plaza de abastos, sin sitios libres». Los profesionales del servicio, entre tanto, apenas dan abasto. «Están trabajando a un ritmo muy intenso aunque les hayan mandado refuerzos. La situación es realmente complicada», subrayaron los sindicalistas, que vaticinan que, lejos de mejorar, la situación puede ir a peor. «En la última reunión con la dirección del centro nos insinuaron el cierre de una tercera planta de hospitalización», manifestaron.


La previsión de la gerencia del San Agustín, que lidera Alfonso Flórez, es, según los sindicalistas, mantener cerradas las dos plantas de hospitalización durante todo el verano. En la sexta centro, la dirección pretende realizar obras de acondicionamiento aprovechando la clausura temporal. «El San Agustín atiende a muchísimos pacientes y la situación en urgencias se puede volver insostenible con el cierre de las plantas; este servicio hace de embudo», añadió Conde. El hospital avilesino es el centro público sanitario de referencia para más de 155.000 vecinos de Avilés, Castrillón, Gozón, Corvera, Pravia, Cudillero, Soto, Muros e Illas.


En otro orden de cosas, los sindicalistas manifestaron que la gerencia de Atención Primaria aún no ha presentado la previsión de cuántos contratos se van a realizar para cubrir los consultorios del área sanitaria avilesina, donde aumenta considerablemente la población cada verano. «Por estas fechas otros años ya teníamos el calendario, pero este año no sabemos nada y ahí no se pueden hacer recortes de ningún tipo: hay localidades como Luanco (Gozón), Muros de Nalón y Soto del Barco que triplican su población en época estival y es necesario reforzar la plantilla», concluyó la responsable de Comisiones Obreras en el área sanitaria.

Enlaces recomendados: Premios Cine