23 de mayo de 2010
23.05.2010

Los alquileres de verano, congelados pese a la crisis entre los 1.000 y 2.000 euros

La mayoría de los turistas que llaman a las inmobiliarias se interesan por viviendas amuebladas, con dos habitaciones, para una semana

23.05.2010 | 14:10
Vista general de Luanco.

Teresa CEMBRANOS

Quienes confíen en que la crisis abaratará los precios de los alquileres de verano se llevarán un chasco. Son muchos los vecinos de la comarca, principalmente de Salinas (Castrillón) y Luanco (Gozón), centros turísticos por excelencia, que ponen en alquiler sus viviendas durante los meses de estío. Y el precio, pese a la crisis, no bajará en 2010, sino que se mantendrá, según los responsables de distintas agencias inmobiliarias. Alquilar un inmueble tanto en Salinas como en Luanco en pleno agosto rondará los 2.000 euros, como el año pasado. En julio, entre 1.000 y 1.500 euros, dependiendo de la ubicación y el número de habitaciones. «No subieron, pero bajar tampoco», sentenció una trabajadora de la inmobiliaria «Salicasa».


«Los que nos llaman para preguntar se interesan sobre todo por alquilar una semana. Entonces, la renta sale entre 600 y 700 euros, dependiendo de si es en julio o en agosto», explicó Montse Ramos, de la inmobiliaria José Ramón, en Luanco. Pese a la crisis, el interés por veranear no decae. «Ya empezaron a llamar hacer meses», añadió. El coste de los inmuebles depende, principalmente, de su ubicación (cuanto más próximos al litoral más caros), el tamaño, los servicios comunitarios, si tiene garaje y el mes de veraneo.


La oferta de alquileres de verano en Castrillón se concentra sobre todo en Salinas, donde los veraneantes sueles dejar apalabrado de un año para otro el alquiler de las viviendas. «A Salinas viene la gente de siempre», apuntó la trabajadora de «Salicasa». No obstante, aseguró que en esa localidad cada vez se alquila menos. La razón: la construcción de nuevas urbanizaciones. «Muchos de los que vienen de toda la vida a veranear a Salinas han decidido comprar uno de esos pisos. Son inmuebles pequeños, de una o dos habitaciones, perfectos para el verano. En muchas ocasiones es la primera vivienda que comprar ya que prefieren vivir en alquiler el resto del año», explicó la empleada.


Los turistas optan, generalmente, por casas amuebladas de dos habitaciones y los alquileres son por semanas o quincenas. De acuerdo con los datos extraídos de diferentes portales digitales, alquilar una casa en Luanco oscila entre 60 y 100 euros diarios, lo mismo que en Salinas. Hay incluso personas que ofrecen paquetes para varios meses. Así, rentar un piso en la capital del concejo gozoniego los meses de junio, julio y agosto sale por 4.000 euros. Si sólo es julio y agosto, 3.400 euros y, si es de julio a septiembre, 4.000 euros.


En Avilés, los propietarios de los inmuebles, «venden» sus pisos en alquiler para el verano asegurando que está a 3 kilómetros de la playa de Salinas. Su coste oscila entre los 300 y los 500 euros a la semana, dependiendo de si es principios de julio o mediados de agosto. En Soto del Barco los precios del alquiler rondan entre los 400 y 600 euros a la semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine