Lne.es » Avilés
 Noticia anterior   Noticia siguiente 
La concordia, La empresa, Las Artes
El fallo de los galardones más antiguos del Principado
 

Premio a la paz, los negocios y las letras

- Sabugo ¡Tente Firme! concede sus «Sardinas de oro» al padre Ángel, al empresario Manuel Álvarez «Lloriana» y al poeta Antonio Gamoneda

- La gala de entrega de los populares galardones se celebrará en el teatro Palacio Valdés el próximo 24 de junio, jueves

 11:31  
Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto
Antonio Gamoneda Lobón (Oviedo, 1931)
Antonio Gamoneda Lobón (Oviedo, 1931) fernando rodríguez
 MULTIMEDIA
 NOTICIAS RELACIONADAS

Amaya P. GIÓN

Tan dispares como reconocidos son los galardonados con las «Sardinas de Oro» de la Fundación Sabugo ¡Tente Firme! en su trigésimo séptima edición. Los que son los premios más antiguos del Principado dejan a un lado la política y premian en esta ocasión la concordia, los negocios y las letras en las personalidades de Ángel García Rodríguez, fundador de Mensajeros de la Paz; Manuel Álvarez González, «Lloriana», empresario avilesino jubilado y presidente de honor de Hierros y Aplanaciones S. A. (Hiasa), y Antonio Gamoneda Lobón, uno de los referentes de las letras españolas. La tradicional gala se celebrará el 24 de junio en el escenario habitual: el teatro Palacio Valdés.

El presidente de la Fundación, Abelardo González Blanco, hizo ayer público el fallo de sus «Sardinas de Oro» en el salón Galiana del Palacio de Ferrera, acompañado por los patronos Antonio Fidalgo y Julio Alberto García Lagares, y por la secretaria de Sabugo, ¡Tente Firme!, la letrada Irene Astariz. «Los premiados son tres personalidades totalmente diferentes dados los estamentos a los que representan», destacó González Blanco.

Como ya adelantó LA NUEVA ESPAÑA, el Padre Ángel recibirá una de las sardinas doradas. Astariz definió al también impulsor de la Fundación Cruz de los Ángeles como «el padre de los niños, de la miseria, la enfermedad, la marginación y el desamor». La de Ángel García Rodríguez es una vida dedicada a los más necesitados, una trayectoria desinteresada que recibió en 1994 el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia. Allí donde sufren desastres naturales o atraviesan especiales dificultades está el Padre Ángel, que fue nombrado el pasado febrero Hijo predilecto de Oviedo.

El sacerdote mierense es a la solidaridad lo que Manuel Álvarez González, «Lloriana», a los negocios, al que sólo una mermada salud fue capaz de jubilar. Decidió abandonar la dirección de Hiasa hace apenas un año, aunque continúa en ella como presidente de honor. «Mi cabeza bulle de ideas pero me fallan las piernas; esta época es para correr maratones», declaró en una entrevista que publicó este periódico el 1 de septiembre de 2009 tras optar finalmente por el merecido descanso.

No será hasta 2022 cuando se conozca el contenido del mensaje que el poeta Antonio Gamoneda León depositó en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes el 20 de abril de 2008. La tercera «Sardina de oro» reconoce al que es considerado uno de los principales referentes de las letras españolas, galardonado en 2006 con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana y el Premio Cervantes. No fueron estos los primeros reconocimientos a sus versos. «Edad», una antología que recopila toda su poesía hasta 1987 le valió el Premio Nacional de Literatura de España. Gamoneda fue en su día hombre de números -trabajó como empleado de banca durante 24 años, hasta 1969- aunque fueron las letras las que lo encumbraron como uno de los grandes de la literatura. En su trayectoria también hubo silencio, el que sucedió a la muerte del dictador Francisco Franco y los inicios de la Transición, unos ocho años marcados por una crisis existencial e ideológica que plasmó en «Descripción de la mentira». Fue en 1992, con la publicación de «Libro del frío», cuando se le encumbró como uno de los poetas más importantes de lengua castellana.

La solidaridad, las letras y los negocios se fundirán el próximo 24 de junio en las tablas del odeón local durante la celebración de la que constituye una de las citas más esperadas de la vida cultural y social avilesina: la entrega de las «Sardinas de Oro».

Ángel García Rodríguez, padre Ángel (Mieres, 1937)

Nacido en Mieres el 11 de marzo de 1937, el sacerdote diocesano Ángel García Rodríguez es fundador de las fundaciones Cruz de los Ángeles, institución de ámbito provincial y asistencial para el acogimiento de menores y jóvenes con exclusión social, y de Mensajeros de la Paz, que presta hogar y atiende espiritualmente a jóvenes delincuentes, gitanos y gentes sin techo. La labor del Padre Ángel ha sido galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1994, entre otras condecoraciones nacionales y extranjeras. Ángel García Rodríguez dirige la revista «Claro Oscuro», es Capellán Mozárabe de Toledo, Capellán Magistral de la Orden de Malta, Caballero de la Orden Constantina de Jerusalén, miembro de mérito de la Fundación Carlos III e Hijo predilecto de Oviedo.

Manuel Álvarez González, «Lloriana» (Valliniello, 1928)

Manuel Álvarez González «Lloriana» es el pequeño de nueve hermanos. Huérfano de madre desde el nacimiento, dio sus primeros pasos en el Fondo de Valliniello, donde nació el 17 de febrero de 1928. Ya superado el servicio militar y una vez con los primeros ahorros y un crédito en el bolsillo, adquirió su primer camión. Comenzó en el mundo de los negocios como empresario del transporte y se encumbró con la fundación de Hierros y Aplanaciones S. A. (Hiasa), su empresa de cabecera, asentada en el polígono corverano de Cancienes. Casado, con una hija y dos nietos, «Lloriana» se jubiló hace apenas un años, a los 81. Ha dejado la dirección de Hiasa, de la que es ahora presidente de honor. El empresario avilesino recibirá el próximo 11 de junio en Oviedo la medalla al mérito en el trabajo que concede el Gobierno.


Antonio Gamoneda Lobón (Oviedo, 1931)

Fue el libro de su propio padre, «Otra más alta vida», el que introdujo al ovetense Antonio Gamoneda Lobón, uno de los principales referentes de las letras españolas, en el universo de los versos. Tras formarse en un colegio religioso, ya asentado en León, al cumplir los 14 años empezó a trabajar como meritorio y recadero en el hoy extinguido Banco Mercantil. Terminó por libre sus estudios medios y fue empleado de banca durante veinticuatro años, hasta 1969. «La tierra y los labios», «Sublevación inmóvil», «Exentos I» y «Exentos II» fueron sus primeras obras, a las que sucedieron, tras la muerte de Francisco Franco, «Descripción de la mentira», «Lápidas», «Edad», «Libro del frío», «Moral 1936», «De un diccionario relativo a la ciencia médica arcaica», «Libro de los venenos» y «Arden las pérdidas».

COMPARTIR
 
  HEMEROTECA

HACE 25 Y 50 AÑOS

Portadas La Nueva España

Portadas de La Nueva España

Las portadas de hoy de La Nueva España hace 25 y 50 años

      CONÓZCANOS:   CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES      PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS| CONTRATAR   
Lne.es y La Nueva España son productos de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad