Lne.es » Avilés
 Noticia anterior    
La rucha

Qué solos y tristes se quedan los pueblos

Instantáneas de paso de muchos pueblos y aldeas un día cualquiera

 12:04  
Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto
Qué solos y tristes se quedan los pueblos
Qué solos y tristes se quedan los pueblos  

AURELIO GONZÁLEZ OVIES
POETA
Las ventanas cerradas de por vida. Los cactus que pudrieron a la puerta. Unas botas resecas entre el barro. El musgo alrededor de los cristales. Un toldo que cobija alguna máquina. El tendal que rodeaba la huerta. Los restos de una porcelana antigua. Un rollo de cordel en una caña. La panza y la vejez de las paneras. Un hueco en la pared más desconchada. Las varas que trepaban los arvejos. El balcón y el visillo entre la brisa. Un retrato de unas tatarabuelas.

El arbusto que crece en la antojana. El hacha que quedó sobre el madero. El somier que separa las dos fincas. La estacada vencida por las zarzas. El olor infantil de la espinera. El señor que se viste de domingo. El chigre con algunas cajas fuera. El rosal arqueado en la portilla. La hierba que germina entre las tejas. Los ombligos de Venus en el muro. Un misal apoyado en la mesita. Un triciclo tirado sin las ruedas. Los tomates madurando en el alféizar.

Los sacos de la harina con basura. La herradura colgada de la higuera. El pozo y la roldana abandonados. El caldero comido por el óxido. Unas chapas y un trozo de madreña. La caseta del perro con mil trastos. La cadena aún encadenada. Las ortigas que invaden las cunetas. Las manzanas que caen de septiembre. Las hortensias que duermen a la sombra. Una pila y al lado una manguera. El jabón medio seco. El estropajo. El trébede de una palangana. Un pajar. Unos fardos. La escalera.

La espalda de un armario y un perchero. La cuadra sin tejado. Mucha piedra. Un cabecero viejo, apolillado. Los sifones en fila, en una esquina. La claraboya asomada al vacío. La soledad de algunas telarañas. El molino y los juncos y la muela. El mástil abatido de una vara. La bomba de achicar que aún chirría. El humo que desprenden las boñigas. La alambrada con mechones de oveja.

Los tarugos en ristras todavía. El banco donde sentarse a la fresca. La bombilla que alumbra a los mosquitos. El hervidor con dos claveles turcos. Un hueso de un cocido de hace tiempo. Un palomar oculto entre los árboles. Un barreño con tinte de la ropa. El luto que reviste las veletas. Las estrías en todos los caminos. Un garrafón con agua atragantada. Las horas que taponan el silencio. Una pinza. Una saca. Una bayeta

COMPARTIR
 
  HEMEROTECA

HACE 25 Y 50 AÑOS

Portadas La Nueva España

Portadas de La Nueva España

Las portadas de hoy de La Nueva España hace 25 y 50 años

      CONÓZCANOS:   CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES      PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS| CONTRATAR   
Lne.es y La Nueva España son productos de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad