Incertidumbre en el horizonte

l Luces y sombras en el Niemeyer l El balance
El mundo de la cultura asturiana analiza con matices la gestión de Natalio Grueso y lamenta las incógnitas sin despejar

02.03.2012 | 04:23
Incertidumbre en el horizonte
Incertidumbre en el horizonte

Saúl FERNÁNDEZ

Con el nombramiento de Natalio Grueso como director de promoción de artes escénicas del Ayuntamiento de Madrid llega el balance de cuatro años largos de gestión al frente de la Fundación Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer. Los aplausos por el trabajo realizado se suman a preguntas sin respuesta. Felicitaciones por su marcha y dudas sin despejar.


l Graciano García, director emérito y vitalicio de la Fundación Príncipe de Asturias. «Natalio Grueso es un genio creativo, lleno de imaginación. Es un buen amigo de sus amigos. Tiene defectos, pero los compensa con su grandeza. Es extraordinariamente generoso. Para mí su nombramiento fue una enorme sorpresa y, además, una alegría enorme. Va a dirigir la cultura de Madrid. Siempre fue tremendamente independiente y esto le ha traído muchos problemas con aquellos a los que le gustan los mandados. Natalio nunca será un mandado».


l Hugo Fontela, pintor, expuso en el Centro Niemeyer. «Me parecen fenomenales las nuevas responsabilidades que va a desempeñar Natalio Grueso. Este nombramiento pone de relieve lo que es de verdad Natalio Grueso. No lo va a hacer mejor que en Avilés porque no se puede. Ha situado al Niemeyer y Asturias en un lugar de gran nivel. Yo sólo tengo palabras de entusiasmo y agradecimiento. Este nombramiento, además, desvela que hay vida más allá de Asturias: la gente de valía es reclamada fuera. Natalio Grueso más que haber estado vinculado a un proyecto político ha defendido una serie de ideas culturales que se asientan fuera de la política, aunque pueden coincidir con ella».


l Nacho Artime, periodista y productor de teatro. «Dice que quiere superar a Londres, Berlín y a Nueva York. ¿Con 130 millones? Las entradas para ver «Follies» -musical de moda en Madrid- cuestan 30 euros nada más, cuando en el mercado privado andarían por los 70 (son un montón de actores). Así no se puede programar: eso es competencia desleal pública sobre las producciones privadas. ¡A ver qué hace! Lo que queremos saber es qué demonios pasa por el dinero del Centro Niemeyer y quién lo va a devolver. Alicia Moreno, la exconcejala de Arte -nombrada por el alcalde Gallardón- dimitió en cuanto se fue el que le había contratado. Grueso pasa de la sombra socialista a la del PP. El nombramiento de Moreno nos dejó de piedra. Pasa igual ahora con Natalio Grueso. Es muy fuerte».


l Roberto Corte, director de «Barataria Teatro» y codirector de la revista «La Ratonera». «Todo se politizó demasiado. Quizá habría que haber corregido lo que estaba mal, ajustar los dineros, los honorarios, pero tampoco parchear esto con una programación que no es alternativa de nada. Su nombramiento parece una jugarreta que le hacen a Cascos. Hay que detenerse ante lo que está pasando en el Ayuntamiento de Madrid: un enfrentamiento de varios grupos de poder. Los espectáculos que montan allá son enormes: están todos muy bien, pero se gastan un dineral... Esto de Madrid va en contraposición con lo que sucede en otros centros culturales o salas alternativas, también en Madrid: están en el aire».


l Etelvino Vázquez, director de la compañía «Teatro del Norte». «Lo que hizo Natalio Grueso de sonoro fue anterior al funcionamiento del centro, cuando estaba en plena obra. Desde la inauguración no hizo nada porque empezaron los líos. Ha tenido muchos medios para hacerlo bien. No tengo opinión muy clara sobre todo este asunto: nosotros somos los curritos del día a día y el Niemeyer era una isla mundial. Nuestro horizonte es más pequeño. Igual el PP de Avilés lo ha recomendado. Salió Alicia Moreno, que trajo a Mario Gas, y ahora está Natalio Grueso. Todos aquí, en el Principado, deberían tomarse en serio lo del teatro aquí en Asturias. Mucho Niemeyer, pero...»


l Javier Maqua. Director de cine, dramaturgo, novelista. «La persona que ocupe la dirección de los teatros me da igual, con tal de que mantenga el complejo del Matadero como está y no despida a Mario Gas... Me parece que el Matadero es el espacio escénico más importante de Madrid en los últimos años. Sobre lo que queda en Avilés, sobre el Centro Niemeyer, diré que sin él, sin Natalio Grueso, no me parece muy difícil llenarlo de actividad».


l José Luis García Martín. Poeta, crítico de poesía, profesor de la Universidad de Oviedo y director de la revista «Clarín». «El trabajo de Natalio Grueso al frente del Niemeyer ha sido excepcional. Respondió con creces a lo que se esperaba de él. Situó a Avilés en el mundo de la nueva cultura. Dio alma a una límpida y elegante arquitectura que ahora se ha quedado sin alma, ocupada por quienes no entendieron el proyecto y consideraron como una ofensa personal su éxito. El Centro Niemeyer fue una hermosa aventura, «antes de tiempo y casi en flor cortada», para decirlo con un verso de Garcilaso. Será difícil hacerlo renacer. Pero no imposible. Creo que Emilio Marcos Vallaure, responsable mayor del desaguisado (más responsable incluso que Álvarez Cascos, a quien el Centro Niemeyer le importaba poco y por eso era partidario de dejarlo en paz) se ha ganado con creces ser declarado "persona non grata" en Avilés. Respecto de sus nuevas responsabilidades diré: Me parece un adecuado reconocimiento para uno de los mejores gestores culturales que hay hoy en España. Y una buena respuesta a quienes decían que estaba donde estaba solo por su relación con Areces. Desde Madrid han dado una lección a la resentida mediocridad que hoy (pero por poco tiempo) desgobierna Asturias: la valía personal es independiente de las ideologías políticas».


l José Manuel Tejedor, músico, líder de «Tejedor», presentó su último disco en el Niemeyer. «Hay que resaltar el paso de Natalio Grueso por Avilés. Me parece especialmente reseñable la labor de los primeros momentos. cuando todavía no había ni edificio. Dejó una impronta en la ciudad y le dio aliento a un proyecto que era sólo una idea. ¿Su nuevo cargo? Pues es lo normal. Lo normal es que las personas con capacidad de primer orden sea recompensada con un puesto de trabajo de primer orden. Pero después de esto sólo me queda que lamentar su marcha. Es una pena para nosotros. La fuga de cerebros no sólo se da cuando los buenos terminan en el extranjero. También en Madrid».

«Va a dirigir la cultura en Madrid, siempre fue tremendamente independiente»


<Graciano García
>

Fundación Príncipe de Asturias

«Lo que queremos saber es qué demonios pasa con el dinero del Centro Niemeyer»


<Nacho Artime
>

Periodista y productor teatral

«Su nombramiento parece una jugarreta que le hacen a Álvarez-Cascos»


<Roberto Corte
>

Codirector de «La Ratonera»

«En Madrid no lo va a hacer mejor que en Avilés porque no se puede»


<Hugo Fontela
>

Pintor

«La persona que ocupe la dirección de los teatros de Madrid me da igual»


<Javier Maqua
>

Director de cine, novelista

«Lo normal es que las personas con capacidad sean recompensadas»


<José Manuel Tejedor
>

Músico

Enlaces recomendados: Premios Cine