28 de junio de 2012
28.06.2012
Castrillón

El PP pide la dimisión de la Alcaldesa tras la sentencia de la privatización del agua

Los socialistas sostienen que en el largo proceso judicial promovido por IU «han salido perdiendo los vecinos por las obras que dejó de ejecutar Aqualia»

29.04.2012 | 06:05

Piedras Blancas,


Inés MONTES


El PP pidió ayer la dimisión de la alcaldesa de Castrillón, Ángela Vallina (IU), tras la sentencia definitiva que confirma la legalidad de la adjudicación de la gestión del servicio municipal de aguas a Aqualia. «Apelamos a la responsabilidad como Alcaldesa y también a la de IU. Consideramos que Vallina debe plantearse seriamente su dimisión ante la sucesión interminable de juicios perdidos», señaló el portavoz municipal del PP, Jesús Pablo González-Nuevo Quiñones. El edil popular acusó a la alcaldesa de incumplir «de forma flagrante y antidemocrática» acuerdos plenarios y en concreto el del 12 de mayo de 2010 por el que se adjudicó el agua a Aqualia, ya que Vallina tardó un año y medio en firmar el contrato y lo hizo por orden judicial, según explicó Quiñones.


IU había recurrido el acuerdo plenario del 12 de mayo de 2010 por el que el PP y el PSOE adjudicaron el agua a Aqualia. El Pleno había sido convocado para ejecutar una sentencia de 2008 que anuló un acuerdo plenario de 6 de octubre de 2006 por el que se adjudicó, por primera vez el agua a Aqualia. Una sentencia de julio de 2011 desestimó el recurso de IU que apeló el fallo que ahora confirma el Tribunal Superior de Justicia de Asturias.


«Si el recurso por perjuicio patrimonial presentado por Aqualia prospera, el Ayuntamiento tendrá que pagar a la empresa hasta 2,7 millones de euros. Todo por el empecinamiento de Vallina de enfrentarse a todo y a todos», indicó.


Para el PSOE la sentencia «pone el punto y final a un proceso sin sentido y en el que los socialistas tuvimos que soportar muchas descalificaciones de IU», según afirmó ayer la presidenta de la comisión gestora del PSOE de Castrillón y concejala, María Jesús Rossell.


La dirigente socialistas señaló que con el largo proceso judicial promovido por IU han salido perdido los vecinos. «El contrato con Aqualia incluía un plan de inversiones de más de 8 millones de euros a ejecutar entre 2006 y 2009. Las inversiones no se hicieron , hay muchas obras pendientes y ahora el dinero no vale lo mismo que hace seis años», dijo Rossell.


El portavoz municipal de Foro Asturias, Manuel Antonio López Tamargo, también criticó a la alcaldesa por considerar que judicializa la vida municipal. «Son inasumibles para el Ayuntamiento los riesgos jurídicos en los que no mete Vallina. Desde que estoy en la Corporación, hace casi un año, el Ayuntamiento no ha ganado ningún juicio que yo recuerde», aseguró López Tamargo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine