Actividades educativas en la ciudad

Los escolares trabajan en equipo

El Colegio La Carriona es pionero en implantar la enseñanza cooperativa, que propicia alumnos más participativos, más motivados y con menos absentismo

21.11.2013 | 03:13
Alumnos del Colegio La Carriona, ayer, durante una de las dinámicas de la enseñanza cooperativa.
Alumnos del Colegio La Carriona, ayer, durante una de las dinámicas de la enseñanza cooperativa.

Alumnos más participativos, más motivados, más felices y con menos absentismo escolar. Ése es el objetivo de la enseñanza cooperativa, que promueve un cambio de filosofía educadora y que ha "adoptado" el Colegio de La Carriona, pionero en Asturias. Y parece que los escolares están contentos con la nueva forma de aprender en grupo, que tiene tres normas básicas: "Nos ayudamos, nos escuchamos y nos tratamos con cariño", aseguran con entusiasmo los pequeños.

"Uno de los objetivos del centro es el cambio metodológico, y el aprendizaje cooperativo es una buena opción y más con la diversidad de alumnado que tenemos en el colegio. También estamos apostando por incluir en el currículo los trabajos por proyectos. Además, el año pasado instalamos pizarras digitales en todas las aulas de Primaria. La finalidad de todo esto es mantener la matrícula e incluso aumentarla", aseguró Nuria Delmiro, directora del Colegio La Carriona.

El centro recibió ayer a un grupo de profesores de un colegio de Corrales de Buelna (Cantabria) interesados en poner en práctica la metodología. Teresa López, maestra en La Carriona, es la coordinadora del proyecto y vocal de la asociación Enseñanza Cooperativa Asturias (ECO Asturias). Ella fue la responsable de que en La Carriona se planteara ese modelo: "El aprendizaje cooperativo permite confrontar ideas, intercambiar información, dar y recibir ayuda, solucionar problemas en grupo y desarrollar habilidades sociales", explica. Para su implantación en el aula hay dos fases. La primera, permite la cohesión entre los alumnos mediante dinámicas. Además, se les va juntando por parejas y grupos, siempre variables. En la segunda fase, ya se une a los escolares por parejas y grupos estables, mezclando diferentes perfiles (alumnos con buen rendimiento y empatía, escolares que necesitan ayuda y alumnos normales). "Yo ya llevo varios años trabajando así y se nota la mejoría de los alumnos, en sus notas. Aprenden más y más rápido y además hay un mejor ambiente en clase", defiende López. Teresa López fue la pionera y ahora casi todos los tutores del colegio y los especialistas de Llingua Asturiana, Inglés, Religión y Plástica se han sumado.

"Lo bueno de este colegio es que la dirección del centro le pareció buena idea y la hizo suya. Lo importante es que el centro se implique y sea una seña de identidad", aseguró Jesús Iglesias, de ECO Asturias.

Enlaces recomendados: Premios Cine