El concejo solicita al Principado aceras para los núcleos rurales

El Adif autoriza la construcción del acceso peatonal de Salinas a Coto Carcedo, pero pide un informe geotécnico

01.08.2015 | 05:09

La Corporación castrillonense se ha unido para reclamar al Principado la construcción de aceras que permitan el acceso peatonal a Piedras Blancas a los vecinos de las zonas rurales del concejo. El acuerdo aprobado en el Pleno del jueves por unanimidad de todos los grupos políticos incluye la construcción de unos 15 kilómetros de aceras en las carreteras propiedad del Principado, CT-1 Piedras Blancas-Carcedo por Santiago del Monte y la CT-2 Piedras Blancas-La Cruz de Illas por Pillarno. En los núcleos rurales que resultarían beneficiados por la iniciativa viven más de 1.300 vecinos.

El proyecto más avanzado de todos los tramos de acera solicitados es el de La Plata a Piedras Blancas. Hace unos meses, la Junta General del Principado aprobó por unanimidad una proposición no de ley presentada por IU para construir una senda peatonal entre La Plata y Piedras Blancas. La propuesta prevé la ejecución de una senda peatonal paralela a la carretera AS-320, Piedras Blancas-Avilés y propiedad del Principado, entre el Ventorrillo y La Plata, así como la prolongación de la actual senda fluvial entre Piedras Blancas y Salinas.

La senda proyectada tendrá una longitud de unos 900 metros y una anchura de dos metros, por lo que el coste económico será bajo y asumible por el Principado, según los expertos. La proposición no de ley se aprobó poco antes de la convocatoria de las elecciones autonómicas del pasado 24 de mayo.

En 2008, la Corporación castrillonense ya aprobó una moción en la que solicitaba al Principado la construcción de aceras entre La Castañalona, en Piedras Blancas, y Las Chavolas y otro tramo entre Santiago del Monte y Naveces para completar el ya existente entre Naveces y Santa María del Mar.

Los vecinos de todos los núcleos rurales del concejo llevan años reclamando la habilitación de accesos peatonales a Piedras Blancas, entre otras razones por la inexistencia de transporte público desde la mayoría de las zonas rurales.

Los residentes en San Miguel de Quiloño y San Martín de Laspra también han reclamado aceras para poder llegar a pie, los primeros a Piedras Blancas y los segundos a Salinas. En ambos casos las obras deberán ser financiadas por el Ayuntamiento de Castrillón ya que ambas carreteras son de propiedad municipal.

Asimismo, la construcción del acceso peatonal entre Coto Carcedo y Salinas está cada vez más cerca de ser realidad. La obra se retrasó porque estaba pendientes de un informe de Adif, ya que los trabajos afectarán a parte de la ruta de Feve entre Avilés y Piedras Blancas. Adif ha enviado esta semana al Ayuntamiento un informe favorable a la ejecución de las obras, aunque con condicionantes. Una de las peticiones de la empresa pública es que antes de iniciar las obras el Ayuntamiento realice un informe geológico y geotécnico ya que la senda discurrirá sobre un túnel de la línea ferroviaria. Las obras afectarán a más de 160 metros cuadrados propiedad de Adif, que deberá conceder una autorización administrativa al Ayuntamiento. La acera proyectada transcurrirá por los casi 800 metros que separan Salinas de Coto Carcedo con un coste de 200.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine