El gobierno sostiene que "jamás" ha detectado irregularidades en la gestión de la zona azul

"Todas las operaciones están auditadas y la liquidación del periodo 2009-2012 está cerrada", defiende el concejal de Tráfico

09.08.2015 | 05:41

El gobierno local sostiene que "jamás" ha detectado actuación irregular alguna por parte de la empresa que explota desde septiembre de 2009 el contrato de la zona azul en Avilés. Un exjefe de la compañía aseguró a este periódico el pasado viernes que "Dornier (la empresa adjudicataria de la regulación del aparcamiento en el centro de la ciudad) hacía las cuentas al margen del Ayuntamiento" y también que "el gobierno nunca fiscalizó esas cuentas hasta que empezaron las denuncias".

"Nunca se detectó ninguna factura irregular, todas las operaciones estás auditadas y la liquidación del periodo 2009-2012 está cerrada", aseveró ayer el concejal responsable de Tráfico, Raúl Marquínez.

El edil no quiso entrar a valorar el fondo de las afirmaciones del que fue jefe de la ORA. "Desconozco su situación y cómo fue su salida de la empresa", se limitó a decir Marquínez. Y acto seguido recordó que la adjudicataria tiene que abonar al Ayuntamiento un canon por cada plaza de aparcamiento.

"La firma es la encargada de la recaudación de los parquímetros, y de esa suma detrae la amortización de esas máquinas, de los bienes fungibles, gastos de explotación y el beneficio empresarial. De ese resultado se obtiene el excedente, que es el que revierte al Ayuntamiento", prosiguió el concejal de Tráfico.

Raúl Marquínez fue tajante: "Jamás se ha detectado ninguna irregularidad. Tenemos todo auditado y el expediente está a la vista de los grupos políticos y de cualquiera".

Izquierda Unida (IU) denunció recientemente desajustes de más de 300.000 euros en las cuentas que presentó Dornier correspondientes a sus primeros años de gestión. Pero acto seguido el gobierno avilesino respondió que no hay motivo alguno para rescindir el contrato con Dornier, como pretende IU, que lleva años denunciando supuestas irregularidades por parte de la firma adjudicataria, entre ellas el excesivo celo recaudador o carencias en personal y material. "No es aceptable que una empresa que presente una contabilidad falsa con la clara intención de meter la mano en las arcas públicas y con ánimo de lucro no sea objeto de sanción", aseveró recientemente el portavoz de IU.

El concejal de Tráfico insistió ayer en que existe una comisión de seguimiento desde noviembre de 2014 que todos los meses analiza el cumplimiento del contrato de la zona azul.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine