La flota asturiana tiene diez días para pedir ayudas para el desguace de pesqueros

El Principado prevé que se va a producir un aluvión de solicitudes dado que en 2018 desaparecerán las subvenciones para el despiece de barcos

11.08.2015 | 04:48
Barcos de pesca amarrados en el puerto de Avilés.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) ha abierto el plazo para solicitar las ayudas para el desguace de buques pesqueros destinadas a la paralización definitiva de su actividad, así como para las medidas socioeconómicas de acompañamiento de las flotas afectadas por los planes de ajuste del esfuerzo pesquero de la merluza del norte, de la merluza del sur, la cigala y el atún rojo. El plazo de presentación en el Magrama de las solicitudes para el desguace es de diez días hábiles, hasta la próxima semana del 17 de agosto.

La cuantía máxima total del gasto que Agricultura tiene presupuestado para esta convocatoria es de diez millones de euros, de los que 9,5 millones se destinarán a la paralización definitiva y los restantes 500.000 euros a las medidas socioeconómicas de compensación no renovable. Para la paralización de buques incluidos en el Plan de recuperación de la merluza sur y cigala está previsto el reparto de ayudas por valor de 5,5 millones de euros; para los del Plan de recuperación de la merluza norte, tres millones, y para los del Plan del atún rojo, un millón de euros.

La finalidad que se persigue con estas ayudas es avanzar hacia el equilibrio entre la capacidad de pesca y las posibilidades existentes de capturas de las especies objetivo de estas flotas. Lograr este equilibrio es uno de los objetivos principales de la política pesquera española, siguiendo las directrices de la nueva política pesquera común. Las ayudas constituyen también un incentivo para el abandono de la pesquería, para aquellos buques cuya rentabilidad económica no asegure la continuidad en el sector a largo plazo.

Directrices europeas

Esta será, además, la última convocatoria de estas ayudas en la que los armadores puedan cobrar la subvención y, a la vez, vender a otros empresarios sus derechos de pesca (los popularmente llamados cupos). Este doble ingreso ya fue criticado en su momento por el Gobierno del Principado, pero Madrid ha vuelto a hacer oídos sordos a las quejas asturianas. La dirección general de Pesca del Principado lamentó que el Gobierno central, una vez más, haya desaprovechado la oportunidad de alinearse con las directrices europeas que penalizan la doble bonificación que supone cobrar subvención por desguazar un barco y, además, vender los derechos pesqueros del mismo. De hecho, este será el último año que eso se puede hacer dado que a partir de 2016 la Unión Europea lo impedirá expresamente. Y en 2018 está previsto que desaparezcan incluso las ayudas públicas al desguace. Es por todo esto que el Principado intuye que se va a producir un aluvión de solicitudes.

La normativa precisa que en el supuesto de que una vez recibidas todas las solicitudes en alguna de las categorías establecidas quedara una cantidad remanente sin comprometer, dicha cantidad se repartirá entre otras categorías.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine