CASTRILLÓN

Un siglo asomado al Cantábrico

Víctor R. Carreño recopila en un libro la historia del Real Club Náutico de Salinas, que este año celebra su primer centenario con diferentes actos festivos dirigidos a los socios

17.08.2015 | 12:45

Los cien años de historia del Real Club Náutico de Salinas han quedado recogidos en un libro escrito por Víctor R. Carreño y editado por ediciones Nieva. El autor repasa con exhaustividad y abundante aporte documental el centenario acontecer de esta entidad castrillonense desde su fundación en 1915 hasta la actualidad. El libro comienza con una introducción firmada por el actual presidente del Club Náutico, Juan Luis González.

El Real Club Náutico se gestó en los primeros compases del siglo XX para cubrir el hueco que había dejado el Balneario de Antonio Treillard, incendiado tres años antes. Según relata Carreño en su obra, el estallido en 1914 de la I Guerra Mundial hizo que los veraneantes españoles eligiesen destinos nacionales, y eso le vino muy bien a Salinas.

"Salinas, por la fama adquirida en años precedentes, estaba en disposición de alcanzar el pleno de ocupación; sin embargo algunas familias desestimaban su elección como destino de vacaciones por no disponer de balneario, inconveniente que además retrasó la temporada de baños al no estar garantizado el servicio de salvamento", relata Carreño. Según el autor del libro, la idea de la creación del club partió de Julio G. Pumariega. El recopilatorio de la historia de la entidad -situada en el paseo marítimo de Salinas- también recuerda al primer presidente del Real Club Náutico, Manuel Álvarez Buylla y González-Alegre, abogado de profesión y miembro de una admirada familia asturiana.

El Real Club Náutico ha vivido épocas muy importantes en la historia de Europa y de España, desde la dictadura de Primo de Rivera a la transición democrática, pasando por la guerra civil española y la II Guerra Mundial. En el libro se dedica un capítulo a cada uno de estos acontecimientos y a los cambios que sufrió la entidad en cada una de esas etapas.

La organización adquirió el título de "real" en 1923, según explica Carreño. Este reconocimiento fue otorgado el 24 de enero por Alfonso XIII, a través de Andrés Avelino de Salabert y Arteaga, Marqués de la Torrecilla y Jefe Superior de Palacio. "El título había sido solicitado con la intercesión de algunas familias nobles asiduas a los veranos de Salinas como María Luisa de Borbón o Alberto María de Borbón", recalca. El club recibió la visita del entonces Príncipe de Asturias Alfonso de Borbón y Battemberg, que fue nombrado presidente de honor de la entidad.

Durante la II República y la guerra civil, el club, como todas las entidades deportivas y sociales, perdió la condición de "real", que recuperaría después, aunque como se recoge en el libro "mantiene la misma estructura, persigue los mismos objetivos y disfruta de las mismas actividades que en los periodos precedentes".

Actualmente el Real Club Náutico tiene como presidente de honor al Rey de España, Felipe de Borbón y Grecia, que fue nombrado en 1977, cuando era Príncipe de Asturias. El Real Club Náutico de Salinas es una entidad centrada sobre todo en actividades culturales y deportivas y es uno de los club sociales más modernos de Asturias con amplias instalaciones ubicadas en primera línea del principal y más conocido arenal castrillonense.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine