Mavea pide la apertura del Centro de Recuperación de la Fauna Salvaje de Sobrescobio

El grupo también pide que se prohíba que la fauna silvestre sea llevada a instalaciones privadas

21.08.2015 | 17:50

El Grupo de Ornitología Mavea, junto a otras seis organizaciones ecologistas más, ha pedido hoy a la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales del Principado "que habilite de una vez por todas" el Centro de Recuperación de la Fauna Salvaje construido en Sobrescobio.

En un escrito firmado también por la Coordinadora Ecologista de Asturias, el Colectivo Ecologista de Avilés, la Asociación Asturiana de Amigos de la Naturaleza ANA, la Asociación Ultravioleta, SOS Cuideiru, y la Coordinadora Ornitológica de Asturias, se pide, además, que se prohíba que la fauna silvestre sea llevada a instalaciones privadas.

Los firmantes aseguran que todas las comunidades autónomas españolas tienen un centro de recuperación de fauna auspiciado por su gobierno autonómico, menos Asturias.

El Principado deriva los animales silvestres encontrados a la piscifactoría de Infiesto y a diversas empresas privadas que trabajan con la fauna, "y aunque se decidió a crear un centro, éste no funciona".

Las organizaciones ecologistas sostienen que el Centro de Recuperación de la Fauna Salvaje de Sobrescobio nunca funcionó, salvo la atención puntual a una osa, pese a haber costado unos 5'3 millones de euros.

Así, actualmente los animales recogidos por la administración regional son llevados tanto a la piscifactoría de Infiesto como a las instalaciones del parque de Isabel La Católica, del CEPESMA y de El Bosque, que los ecologistas consideran que son lugares que no disponen de las condiciones adecuadas para cuidarlos y mantenerlos.

Tras el desastre del petrolero Prestige, en el año 2002, y el centro de rescate temporal organizado durante los meses siguientes en San Juan de Nieva, en Avilés, el Grupo Mavea maduró la idea de crear un centro especializado en atender fauna marina, que no llegó a fructificar.

En declaraciones a Efe, Xuán Fernández, del Grupo Mavea, defiende la zona de San Juan de Nieva, como la más idónea para este tipo de instalaciones, por estar en el área central de Asturias, lo que la haría más operativa y accesible, también para los voluntarios.

"A día de hoy, mucha gente recoge la fauna herida que se encuentra, y unos llaman al 112 y otros intentan cuidarlos en su casa, pero al carecer de conocimientos adecuados el animal suele morir", lamentan estas organizaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine