Un dispositivo de 80 personas velará por la seguridad en la noche de los fuegos

El jefe de la Policía Local recomienda llegar al Centro Niemeyer con antelación y no utilizar la Grapa como mirador

25.08.2015 | 08:20
Ana Hevia y R. Ángel Rodríguez, durante la presentación del plan.

Con motivo del día de los fuegos y la Gran Gala de San Agustín la Policía Local pondrá en funcionamiento un dispositivo de seguridad que coordinará a ochenta personas y veinticuatro vehículos, tres de ellos ambulancias. El objetivo de este plan, según anunció Rafael Ángel Rodríguez, jefe en funciones de la Policía Local de Avilés, es que los asistentes a las fiestas se diviertan y que no haya incidentes. "Los accidentes durante el espectáculo de fuegos artificiales son posibles, aunque no probables, y por eso es necesario este plan", afirmó. Ana Hevia, concejala de Eventos aseguró: "Es un plan que nos permite detectar puntos y momentos de mayor riesgo con medidas y recomendaciones de la Policía Local".

Estas medidas se dividen en dos apartados. Una primera parte llamada "plan de seguridad" que entrará en vigor a las 10.00 horas del viernes, y una segunda parte llamada "plan de emergencias" que se pondrá en funcionamiento a las 23.30 horas del mismo día con la activación de las medidas de prevención, la ubicación de todos los efectivos en sus puestos y el corte de tráfico de los trenes. Ambos planes estarán activos hasta que, una vez finalizado el espectáculo, se normalice el tráfico de personas y vehículos.

El lanzamiento de la pirotecnia de San Agustín se efectuará desde las instalaciones de Arcelor Mittal, en la dársena número 21, la de San Agustín. El perímetro de seguridad está establecido en 120 metros para el público y en 56 para los edificios.

Las normas de acceso al Centro Niemeyer, uno de los lugares que se espera que tengan mayor afluencia de visitantes, son las siguientes: a partir de las 23.00 horas solo se permitirá el acceso al recinto a través de la Grapa y la salida del mismo por el puente de los muelles deportivos. Una vez que finalice el espectáculo solo se permitirá utilizar ambos puentes para desalojar el Centro Niemeyer, ya que el acceso quedará restringido. No se permitirá tampoco utilizar el puente de la Grapa como mirador para presenciar el espectáculo de los fuegos, para evitar riesgos.

Ana Hevia agradeció a la Policía Local su labor e instó a que todas las personas que acudan a disfrutar del espectáculo pirotécnico atiendan a las indicaciones de los agentes en todo momento. El resto de días de fiesta las medidas de seguridad serán, según el jefe de Policía, "las máximas posibles y dependerán de la buena voluntad de los operarios de la Policía Local".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine