Los niños de los campus de judo y atletismo aprenden nociones de primeros auxilios

Los participantes ensayan cómo socorrer a un compañero en caso de emergencia

26.08.2015 | 04:41
Los niños de los campus de judo y atletismo aprenden nociones de primeros auxilios

El Judo Club de Avilés y el Avilés Atletismo organizan dos de los campus con más reclamo del verano avilesino. Decenas de niños se congregan en el Quirinal para disfrutar de la temporada estival practicando deporte y aprendiendo primeros auxilios, como fue el caso de la jornada de ayer.

Los campus de judo y atletismo desviaron durante la sesión de ayer la atención hacia la formación de los participantes, de entre 4 y 15 años, en primeros auxilios. El acto, organizado por sendos campus, surgió como propuesta de la Clínica Rozona. A edades tempranas los niños adquieren conocimientos muy rápido y la actividad es interesante de cara a que tanto los chicos como los monitores comiencen a formarse en ese ámbito, según explicó el director del campus de judo, Carlos Fernández.

Los objetivos de la actividad son variados y van desde la prevención en caso de accidente hasta a otros propósitos paralelos como una buena hidratación o una correcta alimentación. "El objetivo principal de esta actividad es que ante cualquier accidente que se produzca, un deportista pueda prestar esa primera asistencia indispensable -de dos o tres minutos- hasta que lleguen los especialistas sanitarios", afirmó Carlos Fernández. Y recalcó: "Si salen de aquí sabiendo lo que hay que hacer en ese primer momento, el objetivo estará conseguido".

Los niños hicieron sus pinitos como "médicos" y experimentaron nuevas sensaciones ligadas a los primeros auxilios. Una de las actividades que desarrollaron por parejas fue practicarle la respiración cardiopulmonar a un muñeco de plástico. "Es imprescindible que el curso sea participativo y práctico, de este modo los chicos aprenden mejor", comentó Fernández.

Los cursos de primeros auxilios suponen una primera toma de contacto para dos de los campus de verano más antiguos de la localidad. "Esta actividad debe tener continuidad especialmente en los campus de verano, que es cuando se le puede dedicar más tiempo e incluso orientarse a la formación en ámbitos un poco más específicos como la alimentación o una reanimación cardiopulmonar más desarrollada", aseveró Fernández.

Y es que el deporte es sinónimo de compañerismo, como aprendieron los participantes en el seminario. Que los jóvenes sepan cómo socorrer a un compañero o rival contra el que compitan es fundamental, ya que en muchos casos podría salvar una vida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine