El vals de las olas, por San Agustín

Las "mareonas" de agosto presentan estos días imponentes arenales a bajamar y dejan playas, como la de Salinas, casi sin espacio para extender una toalla con la pleamar

28.08.2015 | 12:07

"Sizygia" bien podría ser el nombre de un vals que al compás de las olas vuelve caprichoso al Cantábrico siempre en agosto, por San Agustín. Pero lejos de ser el nombre de un baile, "sizygia" es el término que en astronomía se usa para definir la alineación del Sol, la Tierra y la Luna y que en las playas se traduce en mareas vivas que tan pronto descubren los arenales en bajamar como los ocultan por completo en pleamar.

La "mareona" de este año se espera para el domingo, cuando se dará un coeficiente de 113. Esta cifra significa que habrá "grandes mareas y corrientes muy notorias". Así, pues, pasado mañana las alturas de las mareas serán de 1,9 y 2,2 en las pleamares de las 05.23 y 17.43 horas, respectivamente, y de menos dos y menos 2,2 metros en las bajamares de las 11.25 y la 23.54 horas. Aunque el registro más alto se espera para el domingo, estos días ya se aprecia en las playas asturianas el efecto de las mareas vivas de San Agustín. Tanto es así que las playas tenían ayer un atractivo añadido para turistas y locales que, por unas horas y coincidiendo con la bajamar, pudieron recorrer los arenales descubriendo pedreros y cuevas otras veces de difícil acceso. La pleamar, eso sí, generó el efecto contrario: las playas quedaron a compás del Cantábrico y en arenales como el de Salinas era casi imposible extender una toalla un par de horas después del mediodía. Ayer las mareas oscilaron un metro y medio.

Hoy la situación será similar. Habrá trece horas y 24 minutos de sol y el coeficiente de las mareas será de 99, con importantes corrientes. El sábado, Luna llena, el coeficiente subirá a 108. Las "mareonas" de San Agustín son un espectáculo para los bañistas asturianos y, especialmente, para los turistas que se sorprenden cuando a finales de agosto el agua tan pronto les deja disfrutar de imponentes arenales como les echa de las playas. Desde los puestos de salvamento recomiendan que estos días se extremen las medidas de precaución para evitar incidentes. Otra fecha aconsejable para disfrutar del vals de las olas es en primavera, con Luna llena. Hoy el mejor momento para disfrutar de la playa es a primera hora, a eso de las diez de la mañana, con marea baja. La siguiente bajamar corresponde a las 22.25 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine