El exdirector y el exsecretario echan balones fuera sobre las culpabilidades

15.09.2015 | 03:45

"Ésa no era mi responsabilidad" y "no lo recuerdo" son dos de las respuestas que los exgestores del Niemeyer, Natalio Grueso y José Luis Rebollo, utilizaron ayer ante las preguntas del Juez relativas a la cuarta ampliación de denuncia que presentó la Fundación contra supuestas prácticas de malversación de fondos. El abogado de Manos Limpias, Antonio Cifuentes, afirmó que es "extraordinario" que Grueso afirmara no tener competencias en los pagos efectuados al Teatro Real al hilo de la representación de "The Tempest". También el abogado de la Fundación, Alejandro Riera, señaló que Natalio achacaba toda la responsabilidad al Patronato, y que Rebollo se había escudado en el gran número de correos de aquellos años para no poder recordar aquellos por los que le preguntaron ayer.

Manos Limpias criticó el "desprecio y chulería" que demostraban Rebollo y Grueso al no querer contestar sus preguntas. "El señor Grueso tiene una falta de memoria evidente, llegando a afirmar que la venida de personajes famosos no era una cuestión de él, sino de su mujer, cosa que no entendemos". Para Manos Limpias, ambos son "presuntamente culpables de las presuntas fechorías realizadas al frente del Niemeyer. Y seguimos diciendo que no son los únicos, sino que todos los anteriores patronos de la Fundación algo tienen que decir sobre estos hechos."

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine