Robo en la avenida de los Telares

Los cacos asaltan un bar y siembran de nuevo la alarma entre los hosteleros

Los ladrones accedieron a una cafetería, supuestamente saltando por patios interiores, y se llevaron dinero y tabaco, pero eligieron las marcas

16.09.2015 | 12:23
González, ayer, mostrando cómo dejaron los cacos la máquina de tabaco.

Los amigos de lo ajeno han vuelto a actuar en Avilés. Y una vez más la diana ha sido un local hostelero , en esta ocasión ubicado en la avenida de los Telares. "Nos llevaron mucho", atinó a decir ayer la gerente del negocio. María Rosa González lleva solo dos meses y medio al frente de la Cafetería Valsan. El lunes cerró las puertas hacia las once de la noche y ayer, a las 07.30 horas se encontró el bar desmantelado. "La máquina tragaperras estaba destrozada y la caja registradora abierta al igual que la máquina de tabaco, de la que se llevaron todas las cajetillas excepto las baratas", precisó González. La hostelera no sospecha de nadie.

"Creemos que llegaron hasta la parte de atrás del local saltando por patios interiores, pero nada más. Hay quien dice que vio por la zona a gente sospechosa con unas bicicletas pero no sabemos nada a ciencia cierta. Hemos puesto una denuncia y la Policía Nacional está detrás de los ladrones", dijo la hostelera, que no precisó a cuanto ascendía el robo. "Fue bastante", reiteró.

Este nuevo robo ha hecho saltar las alarmas entre los hosteleros avilesinos, cansados ya de que los cacos se ceben con sus negocios. Y es que la tranquilidad les duró menos de un mes. El pasado 23 de agosto la Policía Local -en colaboración con la Policía Nacional- desarticuló a la "banda del Seat León" . Los ladrones, supuestos autores de diez robos con fuerza, actuaban siempre con el mismo "modus operandi": sustraían coches modelo Seat León o similar y en ellos se desplazaban hasta los locales hosteleros y negocios llevándose lo que tenían a su alcance, generalmente máquinas tragaperras. La historia se repitió ayer en la avenida de los Telares aunque por el momento se desconoce quién o quiénes son los presuntos autores del robo con fuerza. "No sabemos quién ha hecho esto pero da la sensación, por la forma de actuar, de que era alguien que conocía muy bien el barrio y el bar porque accedieron por los patios interiores y salieron por una ventana que tenemos en el piso de arriba", concluyó María Rosa González todavía con el susto en el cuerpo. Los vecinos de Jardín de Cantos, entre tanto, urgieron mayor vigilancia policial en el barrio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine