CASTRILLÓN

La edil de Salud tranquiliza a los padres de los alumnos de Campiello por el amianto

Técnicos de la Consejería de Educación explicaron a las familias cómo se retira la uralita del tejado y que se ha colocado un medidor de partículas

29.09.2015 | 13:06

El gobierno castrillonense tranquilizó ayer a las familias de los alumnos del colegio público de Campiello tras la celebración de un consejo escolar extraordinario para debatir las obras de construcción de un nuevo tejado que están obligando a retirar el amianto de la vieja cubierta. En el consejo escolar participaron también técnicos de la Consejería de Educación, que financia las obras, y de las empresas que las ejecutan; ambos aseguraron que se cumplen todos los protocolos de este tipo de obras.

"Los técnicos explicaron en la reunión el protocolo que se estableció para retirar el amianto del tejado y, según la documentación, se está cumpliendo", señaló la concejala de Bienestar Social y Sanidad de Castrillón, Montserrat Ruiz, al término del consejo escolar. "Las placas de uralita se retiran enteras, no se cortan ni se perforan para evitar el desprendimiento de partículas; además hay un medidor para detectar cualquier contaminación por amianto en el colegio", explicó la edil.

Un grupo de padres de alumnos del colegio público de Campiello reclamó la semana pasada a la Consejería de Educación la paralización de las obras de retirada del fibrocemento del tejado del centro escolar porque podrían suponer un peligro para los escolares. Los trabajos se realizan por la tarde, cuando concluye el horario escolar, pero los padres dijeron temer que eso no garantice la seguridad de los niños.

Las obras comenzaron hace una semana y está previsto que se prolonguen tres semanas más; consisten en la construcción de un nuevo tejado para el colegio, construido hace 35 años.

El presupuesto de las obras ronda los 300.000 euros y está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, que aporta el 80 por ciento; el resto lo pone el Principado. La primera fase de las obras consiste en la retirada del fibrocemento del tejado actual y de los aleros.

"Es una obra cofinanciada por la Unión Europea y que tiene un plan de seguridad. Creemos que se está retirando el amianto según la normativa europea y con seguridad por una empresa autorizada para ello", concluyó Montserrat Ruiz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine