02 de octubre de 2015
02.10.2015
Avilés afianza su estrategia de territorio innovador

Emilio Méndez: "Me congratula la sintonía de la ciencia asturiana con el tejido económico"

El científico español, premio "Príncipe de Asturias" de Investigación en 1998, desaconseja a las empresas adoptar una visión cortoplacista cuando de lo que se habla es de I+D

02.10.2015 | 03:59
Emilio Méndez Pérez, durante su conferencia en el auditorio del Niemeyer.

El físico Emilio Méndez Pérez (Lérida, 1949) tuvo palabras de aliento para los investigadores asturianos -a los que piropeó- en la charla divulgativa que dio ayer en el Centro Niemeyer con motivo del 25º aniversario de la Fundación Instituto Tecnológico de los Materiales de Asturias (ITMA) y dejó también un mensaje para los empresarios, que son, explicó, los principales destinatarios de la I+D; a éstos les pidió "que piensen más a largo plazo y desistan de visiones cortoplacistas; al menos en lo que respecta a la ciencia, los plazos para ver resultados tangibles no son de dos o tres años, sino de diez a quince". Es por eso mismo que Méndez, premio "Príncipe de Asturias" de Investigación Científica y Técnica en 1998, destaca la necesidad de "establecer enlaces intermedios que equilibren esa diferencia de tiempos entre lo que quieren las empresas y lo que podemos aportar los científicos". Con todo, el ponente, que desarrolla su trabajo profesional en Estados Unidos, aclaró que "este no es un problema solo de España, la visión empresarial cortoplacista existe en todo el mundo".

Entre el público que ayer escuchó al doctor Méndez disertar sobre nanotecnología (la disciplina que trabaja en escalas inferiores a la micra) predominaban los investigadores, pero también se dejaron ver algunos empresarios que tomaron buena nota de los consejos del científico. Sobre todo a éstos últimos, les dijo que tras su somero contacto con la realidad asturiana se había visto gratamente sorprendido por la existencia de ejemplos edificantes de colaboración y sintonía entre el tejido productivo y el ámbito científico. Y citó varios: el Instituto Nacional del Carbón, la Fundación ITMA, la Universidad de Oviedo, el Centro de Investigación en Nanociencia y Nanotecnología y la empresa Industria Química del Nalón.

"Confieso que ni yo mismo era conocedor de lo mucho y bueno que se hace en Asturias en el ámbito de la investigación aplicada a la empresa. Lamentablemente, esa ignorancia es una constante en España, por lo que les animo, a ustedes y también a la prensa y a los políticos, a divulgar y dar a conocer estas realidades a la sociedad; los científicos estamos obligados a dar cuenta de nuestro trabajo", manifestó Emilio Méndez en un momento de su intervención.

Preguntado por la pobre posición que ocupa España en los rankings europeos de inversión en I+D, el científico relativizó los datos: "Es cierto que España no está al mismo nivel que otros países, pero también es obligado ver de dónde venimos. Si examinamos la evolución histórica de la inversión destinada a I+D es innegable que en los últimos años, con la excepción del bache de 2009 achacable al inicio de la crisis económica, en España se mantiene una trayectoria alcista, regular y constante. Y eso es positivo porque implica que existe un esfuerzo sostenido por potenciar la ciencia, una estrategia mucho más acertada bajo mi punto de vista que ir a tirones".

Al respecto de su campo de conocimiento, la nanotecnología, Emilio Méndez describió varios de los ilusionantes proyectos en los que investiga el organismo público que dirige, el Centro de Nanomateriales Funcionales de Brookhaven, dependiente del Departamento Federal de Energía de Estados Unidos. Esos trabajos persiguen, entre otros objetivos, la mejora de la eficacia de los acumuladores de energía (pilas y baterías), el descubrimiento de materiales con propiedades asombrosas (como la impermeabilización absoluta o la nula refracción de luz) o el desarrollo de metales ultraligeros con aplicación en campos como la automoción y la aeronáutica. Para lograr los objetivos, Méndez tiene bajo su mando una plantilla de 65 personas y gestiona un presupuesto anual de 20 millones de dólares del que debe rendir cuentas, explicó, "cada tres años".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine