02 de octubre de 2015
02.10.2015

Un grupo de padres, en desacuerdo con las obras de Campiello, pide apoyo municipal

El concejal de Educación afirma que un técnico supervisará la retirada de las placas de amianto que comienza el lunes

02.10.2015 | 03:59
Obras en el colegio de Campiello.

Un grupo de padres de alumnos del colegio de Campiello, en Piedras Blancas, ha remitido escritos al Ayuntamiento de Castrillón en los que reclaman el apoyo de la Corporación para buscar una solución a la ejecución de las obras de retirada del amianto del tejado del centro escolar que está previsto se realicen a partir del lunes por la tarde.

"Estamos en desacuerdo con las obras porque no se realizan con la seguridad necesaria para los alumnos. Las pistas de recreo están llenas de polvo y hay camiones aparcados dentro del recinto escolar", se quejan los padres.

Las familias sostienen que no tienen información de las medidas de higiene y seguridad que deberían tomar tanto los alumnos como las familias. "Las obras nos repercuten a todos debido a los riesgos de quitar las placas de amianto", aseguran.

El concejal de Educación de Castrillón, Enrique Tirador, señaló ayer que los técnicos de la Consejería de Educación, responsable de las obras, explicó el pasado lunes en un consejo escolar extraordinario, el protocolo que se sigue para la ejecución de los trabajos. "Las planchas de amianto se van a retirar del tejado enteras y después se trasladarán a Cogersa. Durante esos trabajos va a estar permanentemente un técnico midiendo los niveles de posibles emisiones", afirmó Tirador.

El concejal manifestó que, previo al inicio de las obras había mantenido contactos con la Consejería y con los directores de los dos colegios: Campiello y la escuela de bebés El Carbayo. Asimismo, los directores informaron a los padres del inicio de las obras con una circular.

"Los trabajos se hacen por la tarde, fuera del horario escolar. Cuando la Consejería considere que se pueden reanudar las actividades extraescolares que se organizan por las tardes, avisaremos a los padres", concluyó Tirador.

El pasado miércoles se celebró en el colegio una asamblea multitudinaria en la que los padres votaron que no llevarían el martes a sus hijos al colegio si la Consejería persistía en comenzar la retirada del amianto del tejado el lunes por la tarde.

El colegio de Campiello se inauguró en 1977 y en aquella época no estaba prohibido el uso del amianto para las cubiertas. Con la construcción del nuevo tejado, además de retirar la uralita se solucionarán los problemas de humedades y térmicos que hay en el colegio. El presupuesto ronda los 300.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine