El abono también se cultiva

Niños, adultos y mayores disfrutan de una jornada de campo en el Bosque Comestible, donde preparan una parcela para la siembra

04.10.2015 | 13:47

El abono, la sustancia que mejora la calidad del suelo para cultivar las plantas y hortalizas, también se siembra. Niños, adultos y mayores disfrutaron ayer de una jornada de campo en el Bosque Comestible de Avilés, donde empezaron a acondicionar una parcela de cara a su cultivo la próxima primavera. Los participantes sembraron abono verde, fabricaron "bombas de semillas" y aprendieron nociones sobre el cuidado del suelo con prácticas agroecológicas.

"Con el abono verde se protege el suelo durante el invierno, aportando nutrientes. Es un fertilizante ecológico. Lo que vamos a sembrar crecerá durante el invierno y en primavera lo cortaremos. El terreno estará preparado para la siembra evitando el uso de fertilizantes químicos", explicó el coordinador de la actividad, Adrián Hopkins. Conforman el abono verde cultivos de vegetación que se cortan y se entierran en el mismo lugar donde han sido sembrados. Están destinados a mejorar las propiedades físicas del suelo y a fijar nitrógeno (nutriente esencial para muchas hortalizas) del aire. El utilizado ayer por los usuarios del bosque comestible es una mezcla de avena y veza. "La veza es muy buena para los conejos. Esto hará una alfombra en el suelo", explicó Alberto Angulo Pousín, uno de los veteranos del huerto urbano y amante de la fruticultura. Junto a él, y azada en mano, se encontraba Cándido Tombo, molesto por la entrada de intrusos en el huerto. "Tenía unas calabazas hermosas y me las llevaron el otro día", lamentó. Tombo acude a diario, y varias veces, al bosque comestible. "Es como si fuéramos los dueños de esto. Vengo a regar", prosigue, mientras los pequeños David Rodríguez, Marina Martín y Sofía García mezclan la avena y la veza en un cubo.

El Bosque Comestible es un proyecto comunitario que tiene por objetivos acercar a gente de todas las edades los ciclos de la naturaleza, permitir el contacto con la tierra en medio de la ciudad y generar un espacio intergeneracional de intercambio de saberes. Se puso en marcha gracias a la colaboración entre el Servicio de Juventud del Ayuntamiento de Avilés, la Asociación Libélula Huerta y la asociación cultural En Construcción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine