Las infracciones descienden un 17% en la comarca, según la Guardia Civil

"El entorno de Avilés es una zona muy tranquila y segura", destaca el capitán Mariano Revuelta en la fiesta del Pilar

13.10.2015 | 11:47
Un grupo de agentes, ayer a mediodía, resguardándose de la lluvia en el garaje del cuartel de Bustiello.

La comarca avilesina es la más segura del Principado. Las infracciones -delitos y faltas- han caído en Avilés un diecisiete por ciento respecto a 2014, según datos del Ministerio del Interior a los que ayer hizo alusión el capitán de la Guardia Civil al mando del cuartel de Bustiello, Mariano Revuelta Gómez. "Avilés y la comarca que me compete es una zona muy tranquila y gracias al trabajo de todos hemos logrado reducir el porcentaje de los delitos y faltas, que desde agosto están consideradas infracciones", recalcó el capitán. En Avilés se contabilizaron este año cerca de mil delitos, hasta junio. La criminalidad se redujo también un 7% en Asturias, dato que, según Revuelta, puede extrapolarse a la comarca.

Del "trabajo bien hecho" dieron buena cuenta ayer los agentes vinculados a la Compañía de la Guardia Civil de Avilés que celebraron la fiesta de la Virgen del Pilar, patrona de la Benemérita. Aunque la incesante lluvia estuvo a punto de aguar el festejo que comenzó con una misa en la parroquia de Llaranes, los guardias de Bustiello improvisaron un breve homenaje a los agentes condecorados este año. No hubo entrega de insignias, pero los galardonados recibieron el reconocimiento público. Así, pues, la Cruz de la Orden del Mérito con distinto blanco recayó este año en los agentes Félix Ramón Gutiérrez Joglar (en la reserva), Emilio Jiménez Pérez y Miguel Ángel Taboada Casal. Félix González Sainz recibió a su vez la Cruz del Mérito Militar con distintivo blanco. La Cruz de Oro de la Constancia fue para el cabo primero Modesto Morán Portela.

Domingo Gómez Segurado, del equipo de la policía judicial; Manuel José Nogales Villa, de la sección fiscal; Tomás Fernández García, de la patrulla del Seprona; y Magali Aller García, de intervención de armas, todos de la Compañía de Avilés, también fueron protagonistas. Los cuatro recibirán diplomas. Revuelta Gómez citó también las distinciones especiales a Félix Garea Flórez y José Fernández Morillo, ambos guardias civiles retirados, "que con su veteranía, sacrificio y entrega al servicio han contribuido a forjar y mantener la esencia de este benemérito cuerpo".

El guardia cvil José Benito Rodríguez Sueiro recibirá a su vez un diploma "en agradecimiento por los servicios prestados durante su carrera profesional". La Guardia Civil agradeció también a la Autoridad Portuaria, la Asociación de Donantes de Sangre y al panadero José Luis Sánchez su colaboración.

La fiesta no finalizó este año, como suele ser habitual, con una salva de artillería debido a la lluvia. Falló también la música. Los agentes contaban para la ocasión -y para enfado de los músicos locales- con la banda de la asociación "Amigos de Burgos de Osma" (Soria), que no pudo actuar debido al mal tiempo. Agentes y público se resguardaron del orbayo en el garaje del cuartel, donde se celebró una espicha regada con vino tinto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine