La lluvia inunda varias estancias y obliga a cerrar el colegio público de Campiello

El agua entró por los huecos que quedaron en el tejado tras las obras de retirada del amianto colocado en su día en la cubierta

14.10.2015 | 03:55
Dos operarios, trabajando ayer por la tarde en la cubierta del colegio de Campiello.

La Consejería de Educación suspendió ayer las clases en el colegio público de Campiello; la previsión es que se reanuden el próximo lunes. Lo que no consiguió la polémica retirada del amianto del tejado lo logró la lluvia caída el pasado lunes. Al haberse retirado las placas de fibrocemento de la cubierta quedaron al descubierto partes del tejado y el agua caída afectó a las clases del piso superior.

"Según me comunicaron desde la Consejería de Educación van a instalar deshumificadores para secar las clases y que los escolares puedan volver al colegio el próximo lunes", señaló la Alcaldesa de Castrillón. Yasmina Triguero aseguró que el cierre del colegio no está relacionado con la retirada del amianto. "Las placas de fibrocemento ya se quitaron y no hubo ningún problema, pero al quedar casi al descubierto la parte superior del edificio, se coló el agua y se inundaron algunas clases", explicó.

La semana pasada un grupo de padres decidió dejar a sus hijos en casa hasta que concluyeran los trabajos de retirada de las placas de amianto en consideración a la toxicidad de ese producto. De los casi 400 alumnos del centro de Infantil y Primaria, más de un 75% no acudió a clase la semana pasada, según la asociación de madres y madres de alumnos (AMPA). Los escolares que no acudieron al colegio se llevaron las tareas escolares a sus casas. No obstante, la AMPA reclamó entonces a Educación el cierre del colegio hasta ayer martes, pero no lo consiguió.

El agua no afectó a la escuela de bebés El Carbayo que se encuentra en el recinto escolar de Campiello y que acoge a unos 50 niños de hasta 3 años. "La escuela está en un edificio diferente y no ha sufrido los problemas del inmueble principal", explicó la Alcaldesa. Los padres confían en que el lunes comience a funcionar también el comedor.

Precisamente, el objetivo de las obras es solucionar los problemas de humedades y térmicos que hay en el colegio que se inauguró en 1977. Asimismo, la ejecución del proyecto permitirá reforzar la seguridad estructural de los aleros de hormigón del tejado. El presupuesto de las obras ronda los 300.000 euros. El proyecto está cofinanciado por el Fondo Europeo de desarrollo Regional que aporta el 80%; el 20% restante lo aporta el Principado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine