El libro que Belén Esteban jamás escribirá

Fernando Fonseca reivindica en "Apabullante silencio extranjero" la palabra y el lenguaje como vías liberadoras

16.10.2015 | 04:12
Fernando Fonseca.

La misma "mala leche" que Fernando Fonseca (Oviedo, 1956) admite que destila el nombre de la localidad donde se desarrolla su última novela -Ciudad Ajada, el alter ego circunstancial de su Oviedo natal- agria también el discurso de este escritor que ayer visitó el Club LA NUEVA ESPAÑA de Avilés para hablar de "Apabullante silencio extranjero", un libro que hace el número nueve de su producción literaria y que, para sorpresa del propio autor, "se está vendiendo bastante bien para los tiempos que corren".

Esos "tiempos que corren" son los que, en cierto modo, inspiran el relato de "Apabullante silencio extranjero", una crítica de la comunicación mediante ideogramas (véase el caso de los emitocones de Whatsapp) o de la verborrea imperante en la telebasura; es decir, un grito de rebeldía para reivindicar el valor del lenguaje y la importancia de la palabra, entendida ésta como la mejor herramienta conocida para la comunicación.

Fonseca comentó el proceso creativo del libro -"que surgió de modo inesperado pero me tuvo atrapado hasta su conclusión"- y se congratuló de que aún haya resquicios para la esperanza literaria "cuando una novela logra tener mercado pese a que su autor no es tan conocido como Belén Esteban".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine