"Hay que aceptar que en la familia surgen conflictos", afirma Fierro

La psicóloga recomienda cinco pasos para disfrutar de una mejor relación: "Las dietas no son milagrosas, esto tampoco"

21.10.2015 | 04:17
Mariol Fierro y José Ramón Suárez (Astarte), en la Casa de Cultura.

Las familias no son perfectas aunque muchos tienden a idealizarlas y pensar que en esa convivencia no van a surgir problemas. Pero nada más lejos de la realidad. "En la familia se crean conflictos y hay que saber cómo afrontarlos. Las cosas no tienen que ser perfectas y hay que trabajar la comunicación", aseguró ayer Mariol Fierro, psicóloga y coach emocional, que ofreció en la Casa de Cultura la charla "Familias tóxicas. Qué puedo hacer para disfrutar de unas buenas relaciones familiares realmente sanas", organizada por el Club LA NUEVA ESPAÑA de Avilés.

Para mejorar esas relaciones, la psicóloga recomienda trabajar con el modelo "CERCA", basado en cinco puntos: conocer, entender, redefinir, comunicar y asimilar. "Hay que conocer cómo funcionan las estructuras familiares, cómo es la nuestra. A la familia no la elegimos y, a veces, tenemos ideas y criterios diferentes. Aunar eso no siempre es posible", comentó Fierro. El siguiente paso es entender, "empatizar, ponerse en los zapatos del otro". "Entender lo que piensan los demás nos puede ayudar", añadió.

Respecto a redefinir, explicó que es conocerse a uno mismo, el territorio en el que se mueve cada uno. "Hay que aprender a comunicar de una manera asertiva; es importante separar el componente emocional ya que normalmente decimos las cosas cuando estamos cabreados y perdemos toda las formas", apuntó. Finalmente, asimilar, "ser consecuentes con nuestras decisiones". "Quiero transmitir la idea de que se puede cambiar, pero que no es de un día para otro; las cosas hay que trabajarlas, entrenarlas. Las dietas no son milagrosas, esto tampoco", afirmó.

Fierro describió alguno perfiles de personas tóxicas, como las que son autoritarias. "Cuanto más autoritaria es una persona más autoconfianza tengo que tener y marcar un territorio en el que no nos dañe". Los niños son el eslabón más débil de la familia, "los que más sufren en caso de conflicto", por lo que la psicóloga recomienda trabajar con ellos "la inteligencia emocional". "No es bueno dejarlos ni de lado ni la sobreprotección. Cuando hay personas tóxicas a tu alrededor lo mejor es aprender a gestionar las emociones", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine