Las condiciones meteorológicas ralentizan la obra de elevación de la catenaria de la ría

22.10.2015 | 03:56
Las dos grandes torres instaladas a ambos lados de la ría para elevar la catenaria, vistas desde El Reblinco.

El viento y la lluvia de los últimos días ha ralentizado los trabajos para elevar una media de 19 metros el gálibo de la catenaria que cruza la ría desde el monte de Tuñes al Reblinco. No obstante, esta contratiempo apenas retrasará, según los cálculos de la empresa que ejecuta la obra, una semana el plazo de finalización del proyecto, que ahora mismo está fijado para el 13 de noviembre.

La sustitución de las antiguas torres de apoyo por dos nuevos torreones de más de 80 metros de altura ya ha dejado su impronta estética en el "skyline" de la ría avilesina, en el que ahora despunta de forma muy notoria la estructura metálica levantada en la cima del monte Tuñes para sostener los cables del tendido de alta tensión (220 kilovoltios) que, procedentes de Tabiella, dan servicio a Asturiana de Zinc (Azsa).

Según la agenda de trabajo, el pasado fin de semana estaba previsto poner en servicio la primera de las nuevas líneas eléctricas elevadas. En la Autoridad Portuaria, la gran beneficiada por la ganancia de gálibo, ya cuentan los días para celebrar la eliminación del obstáculo que suponía la altura de la antigua catenaria tanto para la navegación de grandes veleros como para la movilidad de las grúas en la zona de muelles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine