Las cuentas de 2016 tendrán una merma de ingresos de 280.000 euros, según el Alcalde

El PSOE priorizará reformas en los colegios rurales, la renovación de caminos y de la red de abastecimiento

31.10.2015 | 04:40
Jorge Suárez.

El equipo de gobierno local no ha empezado aún a elaborar el presupuesto para el próximo año, pero tras la aprobación de las ordenanzas fiscales y el precio que percibirá a cuenta del IBI, principalmente, el PSOE ha comenzado a hacer cálculos. "Si con nuestra propuesta del IBI había una merma de 256.000 euros en ingresos en total, incluyendo la reducción en las bonificaciones, con la aprobada a propuesta de IU y con el apoyo del PP, esa cantidad aumentará hasta 280.000 euros en el capítulo de ingresos", señaló el alcalde, Jorge Suárez (PSOE).

Es más, el Regidor explicó que el plan de congelar el tipo del recibo de la contribución urbano del PSOE y las bonificaciones a propietarios y locales en el medio rural "suponía un esfuerzo máximo para poder cumplir el plan de ajuste". A juicio del Alcalde, el plan de ajuste se incumplirá en 2017 después de la aprobación el pasado miércoles de las ordenanzas fiscales.

Por el momento, Suárez tiene claro que las cuentas de 2016 tendrán que hacer frente al plan de pago a proveedores con un millón de euros. "Debemos siete millones y prevemos pagar uno cada año", detalló. El PSOE también tendrá que encajar el dinero para abonar las expropiaciones para construir las instalaciones deportivas de Balbín a la entrada de Luanco, un asunto que colea desde la pasada década, cuando comenzaron las obras.

Pese a estas operaciones económicas que minimizarán considerablemente las inversiones, el gobierno local ya tiene fijadas sus prioridades de cara al próximo ejercicio. Los socialistas gozoniegos se han puesto manos a la obra para definir un plan de reparación de caminos en la zona rural.

"Lo detallaremos en un anexo al presupuesto", destacó. Otro de los asuntos importantes en las próximas cuentas municipales será la reforma de la red de abastecimiento de aguas de las localidades de Perdones, Cardo y una pequeña parte de la parroquia de Santolaya de Nembro. "Son actuaciones que han de hacerse a corto plazo", explicó el Regidor gozoniego. Este asunto está pendiente aún del resultado de las negociaciones para remunicipalizar el agua que el Ayuntamiento mantiene con la adjudicataria, Asturagua. El contrato con la empresa vence el próximo mes de febrero del próximo año.

Los planes del PSOE pasan también por incorporar al presupuesto una partida para adquirir materiales de cara a mejorar las instalaciones de los centros educativos de la zona rural. El Alcalde destacó que los edificios con más necesidades son el de San Jorge de Heres y el de Bañugues sin olvidarse de algunos centros sociales de las parroquias de la zona rural.

Para este último asunto, el Ayuntamiento ejecutará la mejora de estos locales con un plan de empleo que comenzará a trabajar "antes de que finalice el año". "Queremos ejecutar estas obras y por eso solicitamos la contratación de dos albañiles, un pintor, un jardinero y un peón", concluyó el Alcalde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine