Piden 8 años de cárcel en total para cuatro acusados por un accidente laboral

En el siniestro resultó herido un hombre al caer desde más de seis metros de alto que ahora tiene reconocida la incapacidad permanente

04.11.2015 | 14:38

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita la condena de dos años de cárcel a cada uno de los cuatro acusados por un accidente laboral ocurrido en Avilés en 2012, con un trabajador herido. La vista oral está señalada mañana, 5 de noviembre de 2015, en el Juzgado de lo Penal número uno de Avilés.

El suceso ocurrió cerca de la medianoche del 6 de junio de 2012. Entonces, el herido se encontraba desempeñando su trabajo como oficial de primera, en la nave número 2 del Polígono Empresarial del Principado de Asturias, en la calle Metalúrgicos de Avilés, ayudando a un compañero en las labores de chorreo y pintura de monopiles (estructura cilíndrica de unos 55 metros de largo y 4,70 de diámetro en la parte final). La empresa para la que trabajaba había sido contratada por otra mercantil para los trabajos de aplicación de la pintura en los monopiles.

Con el fin de colocar un toldo sobre la parte superior de la estructura, el trabajador, que llevaba un arnés de seguridad, subió utilizando un andamio, puesto que no disponía en ese momento de una plataforma elevadora, y como quiera que no alcanzaba a fijar el toldo desde el andamio por la largura del arnés de seguridad, salió y se situó sobre el monopile, sin enganchar el arnés a un punto fijo. En un momento determinado, perdió el equilibrio y cayó al suelo desde una distancia aproximada de 6,52 metros.

Como consecuencia de estos hechos, el trabajador sufrió varias lesiones, entre ellas varias fracturas en vértebras, de las que tardó en curar 411 días, 50 de ingreso hospitalario. Le quedaron varias secuelas, por las que tiene reconocida la incapacidad permanente total. Fue atendido por el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) ascendiendo el importe de los gastos asistenciales a 546,80 euros, que fueron abonados por la mutua.

El Ministerio Fiscal sostiene que el accidente se debió a la utilización de un inadecuado procedimiento de trabajo, dado que el operario no disponía de una plataforma elevadora desde la que poder realizar el trabajo en condiciones de seguridad y que le hubiera permitido acercarse al monopile para fijar bien el toldo, sin riesgo para su integridad física ni para la de su compañero. La fiscalía solicita dos años de prisión para el encargado de obra de la empresa mercantil para la que trabajaba el operario accidentado y para el jefe de planta de la empresa propietaria de la nave donde se produjo el accidente. Pide asimismo el mismo tiempo de prisión para la directora de calidad y seguridad de esta última empresa y para el jefe de turno, a quien según el fiscal le correspondía de forma directa el efectivo control del cumplimiento de las medidas de seguridad, debiendo de haber impedido que los trabajadores efectuaran su labor sin estar debidamente protegidos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine