Lne.es »

"Se ha perdido una oportunidad de oro para sanear la formación", lamentan exmilitantes

Algunos simpatizantes ven en la premura de la elección de Maniega un intento de la dirección de evitar una lista alternativa "que hiciera sombra"

05.11.2015 | 02:20

Fueron apenas 48 horas, pero en ese tiempo hubo teléfonos que no dejaron de sonar. La dimisión, el sábado, de Joaquín Aréstegui, presidente durante 22 años del PP de Avilés, abría una posibilidad hasta ahora remota: que alguien ajeno al "aparato del partido" en la ciudad pudiera encabezar e incluso disputar el cargo a los oficialistas, con Carmen Rodríguez a la cabeza.

Todas esas puertas se cerraron de golpe poco después de las siete de la tarde del lunes, cuando se convocó la junta local que iba a alzar a la nueva presidenta. "Se perdió una oportunidad de las pocas que ha habido para hacer limpieza en el PP, poner al frente a una persona que no estuviera marcada y conseguir recuperar a la gente que había abandonado el partido en estos años. La alegría nos duró solo unas horas", lamentó una persona vinculada durante muchos años al PP y que se marchó tras la irrupción de Foro. Tanto ella, como muchos otros, iban a hacer el camino de vuelta, pero a la vista de la maniobra realizada por Aréstegui decidieron quedarse parados. Ahora, sopesan dar su apoyo a un partido emergente y al alza: Ciudadanos.

"Fue un golpe de Estado en toda regla. No querían que nadie pudiera hacer sombra y quitarles el poder. Ahora lo han dejado atado y bien atado. Se ha perdido una oportunidad de oro para sanear, revivir el partido y que entraran nuevos militantes. Si generas ilusión, creas partido. Y eso ahora se ha roto", lamentó otro simpatizante crítico con la situación reinante en el seno del Partido Popular de Avilés.

Y es que durante los 22 años que ha durado el mandato de Joaquín Aréstegui muchos han sido los que han decidido coger las maletas e irse, entre ellos algunos que durante años ocuparon sillones en el salón de plenos del Ayuntamiento de Avilés.

Los que muchos simpatizantes no entienden es cómo Mercedes Fernández, presidenta del Partido Popular de Asturias, no haya dado un golpe encima de la mesa y ordenase otra solución que generara menos malestar en el entorno popular. Tenía varias opciones, entre ellas una gestora encabezada por los miembros del grupo municipal. Pero no fue así. "Es decepcionante. No sé lo que será del partido a partir de ahora", afirmó otro de los encuestados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine