Lne.es »

El silencio de Pastor sobre el plan para eliminar las vías irrita al PSOE avilesino

La ministra de Fomento agota la legislatura sin ver a la Alcaldesa, como prometió en verano

14.11.2015 | 04:58
Ana Pastor, en el centro, con la consejera de Infraestructuras, Belén Fernández, y Mariví Montserín (a la izquierda), y el presidente del Puerto de Avilés, Santiago Rodríguez Vega, en una visita a la ciudad.

Esperando al Ministerio de Fomento. Así, como en una obra del teatro del absurdo, está el proyecto de la eliminación de la barrera ferroviaria de Avilés. La ministra Ana Pastor, de visita en la ciudad en verano, se comprometió a mantener una reunión monográfica sobre este tema con la Alcaldesa, Mariví Monteserín. Sin embargo, con las elecciones generales a un mes vista, las posibilidades de que se produzca el encuentro son cada vez más escasas, pese a que entonces se había apuntado septiembre como la fecha más probable. El gobierno avilesino critica este retraso, un agravio que llueve sobre mojado porque, según aseguran los socialistas, han sido "cuatro años perdidos" para la aspiración de poner fin a la brecha de vías que separa la ciudad de la ría.

Pero estos cuatro años perdidos no son el único motivo de queja. Y es que, en el gobierno local, no sentó nada bien que Pastor sí que haya estado recientemente en Gijón. En plena precampaña, y justo después de que el PP y Foro anunciaran una lista conjunta para la cita electoral, la Ministra se sentó junto a la Alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, en el consejo de Gijón al Norte para presentar una nueva propuesta para el plan de vías. Sin embargo, para Avilés aún no hay ningún papel sobre la mesa.

Pastor tributó visita a Avilés en julio, coincidiendo con los actos de celebración del 125.º aniversario de la apertura de la línea ferroviaria entre Villabona y San Juan de Nieva. Y afirmó entonces que la llegada del AVE podría ser también la solución para acabar con la actual barrera ferroviaria en la ciudad. Sin embargo, los socialistas avilesinos reclaman algo más que palabras, ya que el actual proyecto de la alta velocidad no llega a la ciudad, sino que finaliza en la estación de La Rocica. Pastor también aseguró entonces que el ramal ferroviario de alta velocidad, entonces en fase de estudio de alegaciones, se someterá a información pública definitiva para encargar el proyecto técnico antes de fin de año.

Las palabras literales de la ministra en aquella ocasión fueron: "La eliminación de esta barrera va a la par que la llegada de un tren del siglo XXI". Y aseguró que, a petición de la Alcaldesa, Mariví Monteserín, mantendría una reunión con las autoridades locales para hablar tanto de las alegaciones que se hubieran presentado al proyecto de la alta velocidad como "de todo lo que tiene que ver con la barrera férrea". Desde entonces, la única reunión entre ambas administraciones la mantuvo Monteserín con el secretario general de Infraestructuras, Manuel Niño. Fue a principios de agosto y se comunicó que era la preparación de la reunión prevista con Pastor en septiembre.

En aquella reunión, Niño se comprometió a realizar un estudio de alternativas para ejecutar "una actuación técnica y financieramente equilibrada, optimizando al máximo los recursos disponibles". Una de las dudas pendientes de resolver es si para llevar la alta velocidad desde La Rocica hasta Avilés requeriría desdoblar la vía, y si este desdoblamiento es compatible con las circunstancias actuales.

Las aspiraciones del gobierno local de encontrar una solución para la barrera ferroviaria llevan estrellándose desde hace años con las dificultades técnicas y presupuestarias de un proyecto muy debatido. Las opciones fueron cambiando en el tiempo desde el soterramiento hasta la actual variante ferroviaria que propuso hace ya cinco años el entonces secretario de Estado de Infraestructuras con la Administración socialista, Víctor Morlán. Consiste en la construcción de una variante ferroviaria paralela a la carretera N-632, de 17 kilómetros, cuyo presupuesto estimado se aproximaba entonces a los 300 millones de euros. Pero hay que retroceder más, a febrero del año 2008, para encontrar el protocolo de colaboración que firmaron Fomento, el Principado y el Ayuntamiento en el que se comprometieron a buscar el marco de financiación para la actuación ferroviaria.

Por eso, hay quien teme que el nuevo acto no sea más que la puesta en escena de una obra de teatro que se va a suspender después de vender las entradas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine