Lne.es »

"No bebo alcohol", defiende el exalcalde de Cudillero, detenido por conducir ebrio

González acepta un año de retirada de carné y 3.000 euros de multa: "Esta es una labor más para desacreditame", manifiesta el político

18.11.2015 | 15:37
Francisco González, anoche, con los agentes de la Policía Local de Avilés. irma collín

"No bebo alcohol. ¿Cómo voy a beber si tomo pastillas para todo el telar que tengo encima?", Con estas palabras defendió hace unos minutos su inocencia el exalcalde de Cudillero, Francisco González. El político socialista fue detenido anoche en Avilés por conducir supuestamente bajo los efectos de bebidas alcohólicas. "No forcejeé con la policía, sólo pedí que me hicieran la prueba de alcohol en el hospital por garantía y equidad pero no me llevaron al San Agustín", señaló González poco antes de las once de la mañana tras prestar declaración en el Juzgado de guardia de Avilés.

El exalcalde , imputado por un delito de desobediencia y otro contra la seguridad vial, aceptó un año de retirada de carné y el pago de una multa de unos 3.000 euros. La pena de cárcel de seis meses fue suspendida por carecer de antecedentes penales. "Todo empezó porque me pusieron el cepo al coche, que lo había dejado estacionado en la zona azul sin el correspondiente ticket. Pero no estaba ebrio porque no, porque no bebo. Esto estaba muy pensado, es una labor más para desacreditarme", sentenció, rotundo, González.

El alcalde de Cudillero confesó que estacionó en "zona azul", en las inmediaciones del parque del Muelle, a las dos y cinco de la tarde (de dos a cuatro el estacionamiento es libre). "Fui a comer a un restaurante próximo y lo hice con agua, y una copa de vino como mucho. Por eso no tenía inconveniente en hacer las pruebas de alcoholemia, pero en el Hospital. Salía de comer hacia las cinco y antes de ir a tomar un café me acerqué al coche. Entonces me encontré multa y cepo de 75 y 90 euros en total", explicó. Ante esto, subrayó, se desplazó hasta el cuartelillo de la Policía Local de Avilés.

"Quería pagar tres o cuatro euros de multa, no esa cantidad. Hablé con la policía, que me dijo que cuando retirara el coche estaría la policía para detenerme por si estaba bebido. Luego tomé un chocolate en Vidal. Cogí el coche y a los veinte metros ahí estaban los agentes y la grúa. Así que no tengo nada más que decir. Lo siento y lo lamento: un año sin carné imposibilita la vida más aún viviendo en Cudillero y una multa de 3.000 euros en estos tiempos creo que es bastante dinero", dijo González, que concluyó: "Yo no hice nada, se han pasado conmigo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine