Lne.es »

Una mujer afronta 3 años de prisión por estafar a una familia de Salinas

La acusada era apoderada de una mercantil cuya administradora única era su madre y que, según el fiscal, nunca tuvo una actividad real

25.11.2015 | 17:00

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita una pena de tres años de prisión, así como el pago de una indemnización de 36.570 euros, para una mujer acusada de estafar a una familia de Salinas que se puso en contacto con ella para conseguir financiación para liquidar las deudas de una herencia.

La acusada era apoderada de una mercantil cuya administradora única era su madre y que, según el fiscal, nunca tuvo una actividad real.

El fiscal relata que la mujer, "con intención de obtener un beneficio indebido por medio de la captación de personas que tuvieran la necesidad de financiación y que no la podían conseguir de las entidades bancarias", publicó anuncios en prensa en los que ofrecía los servicios de solicitud, negociación y logro de préstamos de dinero ante entidades de todo tipo a través de la mercantil.

Así, una mujer se puso en contacto con ella porque necesitaba obtener financiación económica, que no había logrado a través de entidades bancarias, para poder liquidar las deudas de una herencia que tenía un procedimiento ejecutivo, pagar el impuesto de sucesiones y satisfacer los honorarios del letrado, por importe de 7.000 euros más impuestos.

El fiscal sostiene que la acusada la convenció para firmar el 20 de mayo de 2011 una escritura de préstamo hipotecario, ante una notaria de Siero.

En virtud de esa escritura, el Banco Popular concedía un préstamo a la mujer, su marido y su hija por importe de 152.000 euros, que quedaba garantizado con una hipoteca sobre una vivienda en Salinas, Castrillón, que constituía el domicilio de la familia.
La acusada le indicó a que era imprescindible que realizase dos transferencias, una de ellas de 13.500 euros, a la cuenta de la mercantil, y otra de 23.050,12 euros, a nombre de su madre.

Añadió también, para dar mayor credibilidad a la operación, que, con cargo a ese dinero, ella se encargaría de abonar al letrado la minuta de 7.000 euros, más impuestos.

Con ello consiguió que, el mismo día 20 de mayo de 2011, la mujer efectuase sendas transferencias por esos importes.

Para justificar las transferencias, la acusada presentó dos facturas, una a nombre de la mercantil, con fecha 16 de mayo de 2011 por importe de 13.500 euros más 2.059,31 euros de IVA, y la otra, a nombre de su madre y con la misma fecha, por 19.533,90 euros más 3.516,10 euros de IVA.

En esta última hizo figurar como "Total Partidas" los conceptos de derribo, excavación y desescombro, solera, pavimentación, revestimientos e instalación eléctrica, obras que nunca se habían realizado.

Además, añade el fiscal en su escrito, la acusada no abonó la minuta del letrado en cuestión, por lo que éste presentó una demanda de ejecución de títulos judiciales contra la mujer, por la que se acordó, el 17 de junio de 2013, el embargo de bienes y derechos de su propiedad por importe de 8.260 euros, como principal, y 2.478 por intereses.

La acusada ya fue condenada en sentencia firme de abril de 2014 por un delito de estafa a la pena de 4 años de prisión y 12 meses de multa.
La vista oral se celebrará mañana, a partir de las 10:00 horas, en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Asturias, con sede en Oviedo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine