Los residuos dan juego en el colegio

Varios centros educativos de la ciudad organizan talleres para reciclar desechos con el objetivo de sensibilizar a los alumnos en la protección del medio ambiente

26.11.2015 | 10:20
Charla sobre el reciclado en el IES La Magdalena. En el centro, los alumnos del Fernández Carbayeda preparan un tren-jardinera. A la derecha, niños del Quirinal con juguetes reciclados.

Cajas de fruta, botellas de plástico, latas, corchos, libretas, telas, rollos de papel higiénico, recipientes de yogur, hueveras, tapones... Los residuos no sólo tienen como destino el cubo de la basura; con imaginación y habilidad pueden gozar de una segunda vida, ya que permiten crear un sinfín de objetos, desde juguetes hasta adornos navideños pasando por servilletas y hasta una jardinera, como se ha demostrado en los talleres que esta semana están llevando a cabo los centros docentes de la ciudad con motivo de celebrarse la Semana Europea de Prevención de Residuos en Asturias que promueve Cogersa.

Sensibilizar a la población más joven sobre la necesidad de cuidar el medio ambiente e inculcar en ella buenas prácticas de reciclado es el objetivo de este programa que se lleva a cabo en 28 países europeos y siete extracomunitarios con al apoyo de la Comisión Europea a través del programa Life+. "Además de concienciarse sobre la importancia de reciclar y de mirar por el medio ambiente, con estos talleres, los alumnos aprenden actitudes, a trabajar en equipo y a colaborar", señala Nieves Torre Varela, directora del colegio Fernández Carbayeda, de Valliniello, en cuyo patio los niños remataban ayer un tren-jardinera que decorará el exterior del edificio educativo y que fue construido con cajas de fruta, botes, tapas y cadenas de cisternas.

El colegio El Quirinal, por su parte, está estos días rebosante de juguetes fabricados por los propios alumnos con materiales de desecho. En el vestíbulo del centro, donde permanecen expuestas las singulares creaciones, puede encontrarse un coche de policía hecho con un bote de detergente; un futbolín para el que se ha utilizado una caja de fruta, palos y pinzas; un tablero de damas ideado a partir de una huevera, o un avión cuyo cuerpo central es una botella de agua. Bajo el título "Con juguetes reciclados hemos de jugar si un mundo verde queremos conservar", la comunidad educativa del Quirinal se han volcado en esta experiencia que derrocha imaginación y da un paso más en la sensibilización de los pequeños. "Reciclamos desde Educación Infantil. En clase tenemos los tres tipos de contenedores, para dibujar utilizamos la parte de atrás de las hojas ya usadas y con el rollo del papel higiénico hacemos manualidades", comenta la profesora Soraya Millán López.

Las redes del reciclado se extienden hasta el hospital San Agustín donde ayer, alumnos de primero de Primaria del Quirinal asistieron a un taller de muñecos de cartón con tubos sobrantes de los rollos de papel de las camillas hospitalarias y trozos de lanas y telas.

El colegio de educación especial San Cristóbal está igualmente involucrado en este tipo de prácticas de protección medioambiental. Así, los alumnos mayores, en un taller de habilidades domésticas, elaboraron servilletas a partir de restos de telas. "La idea es que desde ahora utilicen estas servilletas en lugar de las de papel", apunta la profesora Margot Selgas, La jornada de hoy estará dedicada a la personalización de envases para portar el bocadillo y evitar el uso de papel de aluminio.

La Semana de Prevención de Residuos también llegó al instituto La Magdalena donde los profesores de Biología y Geología proyectan vídeos relacionados con la generación de residuos y la necesidad de reducir y reutilizar. Además, ayer, los estudiantes de segundo de la ESO recibieron la visita de un representante de la asociación Astarte, que ofreció una charla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine