ÚLTIMA HORA
Investigan una explosión en una terminal de autobuses en Manhattan

Los médicos detectan un leve repunte de la escarlatina, que se trata con antibiótico

Sanidad descarta una epidemia, pero confirma que el contagio de la infección bacteriana "es fácil entre niños"

06.12.2015 | 12:41
Los médicos detectan un leve repunte de la escarlatina, que se trata con antibiótico

Varios niños menores de cuatro años han sufrido en los últimos días escarlatina, una patología infantil poco frecuente en la región causada por un estreptococo (Streptococcus) del grupo A, similar al de las anginas. Los pediatras del área sanitaria avilesina confirmaron un leve repunte de esta enfermedad contagiosa que suele remitir en poco tiempo con un tratamiento a base de antibiótico, habitualmente efectivo a partir del segundo día.

El jefe de la sección de Vigilancia Epidemiológica de la Consejería de Sanidad, Ismael Huerta, descartó una epidemia de escarlatina en el área sanitaria avilesina. Ni siquiera, dijo, se puede hacer alusión a un "brote" de esta patología. Tranquilizó, de cualquier forma, a los padres de los escolares: "El contagio de la infección es fácil entre niños, por eso los casos que se dan suelen aparecer agrupados, pero el tratamiento antibiótico, con un derivado de la penicilina, es efectivo en poco tiempo".

La escarlatina se distingue por la aparición de una erupción cutánea que surge en el pecho y la nuca y se extiende por el cuerpo. Los granos suelen ir acompañados por fiebre, pérdida de apetito y dolor de estómago. ¿La prevención? A juicio de Huerta, es complicado prevenir el contagio de la escarlatina cuando se cuela en un aula. La mejor forma de evitar las infecciones de cualquier tipo es lavarse las manos frecuentemente y evitar compartir los cubiertos, la ropa de cama, las toallas u otros objetos de uso personal.

Es también importante, según profesionales consultados, que los niños con escarlatina no acudan a la escuela o a la guardería hasta al menos un día después de haber comenzado a tomar los antibióticos para evitar su propagación. La escarlatina se contagia de forma directa vía respiratoria, a través de las gotas que se emanan al hablar, toser o estornudar. Después de los diez años, el ochenta por ciento de los niños tienen anticuerpos específicos y ya no desarrollan la enfermedad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine